Foto: Especial

Una carrera por la supremacía automovilística



 ‘Contra lo imposible’ es una cinta que se basa en la competencia entre Ford y Ferrari

Mario Preisser

Contra lo imposible es una película biográfica estadounidense, que sigue la historia de un excéntrico equipo de técnicos e ingenieros, liderados por Carroll Shelby y su conductor británico Ken Miles. Henry Ford II le encomienda a este grupo construir el automóvil Ford.

GT40, con la esperanza de derrotar al poderoso equipo de Ferrari en la carrera de 1966 llamada 24 Hours of Le Mans, una carrera de resistencia.

Foto: Especial

La historia se basa en hechos reales. En 1963, la Ford Motor Company le propuso a Enzo Ferrari la compra de la marca. Enzo rechazó el trato al enterarse de que incluía la compra de la Scuderia Ferrari, el programa de Ferrari que había ganado en el 24 Hours of Le Mans de 1958 y todos los años desde 1960. Sintiéndose rechazado, Henry Ford encomendó a su división de carreras que construyera un auto que pudiera vencer a la Scuderia Ferrari.

La cinta estuvo en desarollo por muchos años por parte de 20th Century Fox y se pretendía que Tom Cruise y Brad Pitt la protagonizarán, pero a última hora el proyecto fue descartado.

En 2018 se retomó y se contrató a James Mangold en el puesto de director.

Foto: Especial

Christian Bale y Matt Damon fueron elegidos para protagonizar la cinta en los papeles de Ken Miles y Carroll Shelby, respectivamente. Sobre este proyecto, Bale comentó que es el último en el que modificará su aspecto físico. Por su parte, Matt Damon comentó lo increíble que fue trabajar juntos, pues en muy poco tiempo, Matt pudo ver cómo Bale perdía 30 kilogramos, como si no fuera nada, pero también reconoció que es toda una disciplina, pues lo veía constantemente hablando y trabajando con su cardiólogo y dietista.

Detrás de cámaras está Derek Hill y Alex Gurney, especialistas de riesgo, quienes tienen una relación especial con el proyecto, pues los padres de ambos ganaron en la misma competencia de Le Mans.

Derek considera su participación en la cinta con el mismo grado de peligro al que se enfrentó su padre, ya que ambos, al momento de ponerse detrás del volante, arriesgan la vida.

Foto: Especial

A diferencia de muchas películas actuales, casi no se utilizaron efectos generados por computadora y las escenas de carreras fueron hechas lo más realistas posible.

Además, se crearon automóviles que alcanzaban desde 160 km/h hasta 241 km/h y de igual manera Christian Bale recibió lecciones para manejar los vehículos.

Foto: Especial

Según su instructor, aunque Bale no hace las escenas de riesgo, creó movimientos para hacer las escenas más creíbles.

FOR





Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

Revista Semanal

Agréganos @vsdmx

Conoce de primera mano los lugares mas emblemáticos de la ciudad. Consigue la versión impresa todos los viernes en el periódico AM de Querétaro.

/* ]]> */