Foto: iStock

Dificultad de entendimiento y expresión en niños



Si un niño de tres años aún balbucea, podría tener trastorno del lenguaje. Aquí te decimos cómo detectarlo

Giovanna Cancino

Muchos adultos piensan que un menor tiene problemas del lenguaje cuando no puede pronunciar palabras, pero va más allá. Si un niño padece este trastorno tendrá incapacidad para entender lo que se le está diciendo, para expresar correctamente sus pensamientos e ideas y presentará problemas de aprendizaje y socialización.

‘La biblioteca en llamas’

¿Qué es el trastorno del lenguaje?

Es un padecimiento que dificulta hallar palabras adecuadas y formar oraciones claras al hablar. Causa problemas de entendimiento y al momento de expresarse. Una forma de detectar que un niño es propenso a esto es que pronuncia oraciones cortas, las dice mal gramaticalmente o incompletas.

No hay que confundir el trastorno del lenguaje con la dificultad de escuchar o trastorno del habla. Para un menor con dificultades en el lenguaje será un reto dominar y aplicar reglas relacionadas al lenguaje, no con escuchar ni la pronunciación.

Foto: iStock

Existen tres tipos

  • Dificultades del lenguaje receptivo: Incapacidad para entender lo que otros están diciendo.
  • Dificultades del lenguaje expresivo: No puede expresar pensamientos e ideas.
  • Trastorno mixto del lenguaje receptivo-expresivo: No entiende y no sabe cómo usar el lenguaje oral.

Para la psicóloga Guadalupe Martín, especialista en trastornos del lenguaje por la Universidad Autónoma de Yucatán, los padres deben identificar a tiempo que sus hijos tienen dificultades para expresarse, “si el menor no balbucea, no realiza actos comunicativos y no produce adecuadamente los fonemas, es muy probable que tenga este trastorno”.

Foto: iStock

Pasado y presente, en un mismo lugar

Agregó que es entre los dos y tres años de edad que se puede detectar este problema ya que normalmente los menores empiezan a pronunciar sus primeras palabras entre el año y año y medio. Sobre lo que origina este padecimiento, la especialista comentó que se debe a rasgos genéticos, problemas en el embarazo, durante el parto y falta de estimulación.

El tratamiento

A través de praxias linguales (movimientos organizados, con dificultad variable, que se realizan para alcanzar un objetivo, como pronunciar correctamente los diferentes fonemas), faciales y la exploración del aparato fonoarticulador (o aparato de fonación compuesto por tres grupos de órganos de respiración: cavidades infraglóticas: pulmones, bronquios y tráquea) para ver si no requiere alguna cirugía, es como se combate este padecimiento.

Foto: iStock

Otra alternativa que se utiliza en las terapias del lenguaje es utilizar tarjetas donde se le indique el menor qué es ese objeto y cómo se pronuncia, haciendo hincapié en el sonido de las letras para ir formando palabras y, posteriormente, oraciones. “Es importante que los padres refuercen los ejercicios en casa y llamar a cada cosa por su nombre”, agregó Martín.

No dejes en el olvido la bodega de tu casa

Sobre cómo debe ser la intervención de los profesores que tengan a un menor con trastorno del lenguaje en sus aulas, la psicóloga aconsejó que el maestro “lo debe tratar igual que a todos, realizando adecuaciones a su rutina, empleando algunos de los ejercicios asignados al alumno, así como propiciar su participación y la autocorrección de sus producciones en clases”.

Foto: iStock

Por último, mencionó que la terapia durará el tiempo que sea necesario, de acuerdo con cuánto esté comprometido el paciente.

MAA




Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

Revista Semanal

Agréganos @vsdmx

Conoce de primera mano los lugares mas emblemáticos de la ciudad. Consigue la versión impresa todos los viernes en el periódico AM de Querétaro.

/* ]]> */