AM Querétaro



Foto: Isaac Muñoz

Por una vida juntos


Se nuestro fan en Google News



¿Ya eres fan?

Una historia que nos demuestra que el amor llega en el momento correcto

Hace 23 años, Gabriela Alonso y Víctor Flores se cruzaron por primera vez en su vida. El encuentro fue en una plaza de la ciudad, donde solamente intercambiaron nombres, pero desde esa primera mirada hubo una conexión que después los unió. Luego de ese primer encuentro, cada uno siguió su camino, aunque el destino hizo que se reencontraran en diversas ocasiones.

Foto: Isaac Muñoz

Hasta hace cuatro años, el inicio de su historia llegó de la forma más inesperada para ambos. El primo de Víctor era uno de los mejores amigos de Gabriela, y una reunión en casa del primero hizo que coincidieran de nuevo, pero esta vez la historia sería diferente.

Por primera vez en 23 años, ambos se encontraban sin compromisos. A partir de ese momento, su energía empezó a fluir, y en una cena, Gabriela decide preguntarle a Víctor si él quería que ella fuera su novia, a lo que él respondió que sí. Luego de un año de relación, Víctor preparó una sorpresa para celebrar el tiempo que habían pasado juntos; sin embargo, ese solo era el pretexto para hacer la pregunta más importante de su vida.

Foto: Isaac Muñoz

San Miguel de Allende fue el lugar que eligió Víctor para hacerle pasar a su novia un día inolvidable. De regreso a Querétaro, pasaron por el viñedo San Lucas, él preguntó si Gabriela lo conocía y ella dijo que no. Así que decidieron desviarse, pero en un muelle, una mesa arreglada con velas y flores los esperaba y con la canción que Víctor le había dedicado a Gaby, él se puso de rodillas y le propuso pasar el resto de su vida juntos.

Con el sí por parte de Gabriela, comenzaron los preparativos para la boda. Así, el gran día llegó el pasado 22 de junio y se vivió en Tequisquiapan. Primero se celebró la ceremonia civil en la que los novios estuvieron acompañados por sus testigos y familiares y después se realizó la ceremonia religiosa en la Parroquia de Santa María de la Asunción, donde el padre Javier Varela los unió ante los ojos de Dios.

Después de esto, tuvieron una callejoneada y disfrutaron una fiesta en la que todos los invitados se entregaron a la celebración de su amor y vibraron con ellos. “Fue una noche mágica e increíble. Compartimos ese día con las personas que más queremos. Estamos agradecidos con toda la gente que nos acompañó ese día y por supuesto con nuestras familias que siempre nos han apoyado”.

Redacción/MAA




. .

Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

Revista Semanal

Agréganos @vsdmx

Conoce de primera mano los lugares mas emblemáticos de la ciudad. Consigue la versión impresa todos los viernes en el periódico AM de Querétaro.





/* ]]> */