Foto: Isaac Muñoz

‘Retocadas, una cita para tres’



Una obra con un gran mensaje: abrirles la puerta a las oportunidades que la vida nos da

Carlos Gutiérrez

La compañía teatral La Grieta tiene un toque especial. Sus montajes son divertidos, pero además conllevan un mensaje importante al final de la función. Asimismo, este grupo se caracteriza por implantar su sello característico durante las obras, que consiste en el llamado rompimiento de la cuarta pared.

¿Qué significa esto? Es motivar una interacción con el público presente. No solo la rompe, sino que la atraviesa con los excelentes guiones que tiene, así como las grandes actuaciones de todos los que participan en escena.

El foro ayuda mucho, pues está hecho para 30 personas, quienes no solo van, se sientan y observan, sino que La Grieta busca siempre que la gente se vuelva parte de las historias. Por lo tanto, es muy común que al público le toque participar en estas obras.

Con ‘Retocadas, una cita para tres’, no será la excepción.

La trama El texto nos habla de dos mujeres mayores de 40 años, quienes viven juntas desde hace más de dos décadas. Su relación está muy asentada y aprendieron a adoptar varios roles para lograr la convivencia diaria entre ellas.

Estas amigas están muy acostumbradas la una a la otra y siempre hacen todo juntas. De pronto, la vida les empieza a preguntar: ‘Bueno y qué más, qué sigue’… Así que, gracias a la tecnología, deciden comprarse un teléfono inteligente y mediante una aplicación hacen una cita por internet para conocer a una persona nueva, y así no solo ser ellas dos, sino abrirse a alguien más.

El problema viene cuando se dan cuenta de que invitaron únicamente a una persona a la cita (de ahí, el nombre de la obra: ‘Cita para tres’).

Así, el público empezará a observar algo que las protagonistas no hacían desde hace muchos años, como arreglarse para una cita, conocer a alguien y prepararse para recibirlo. La trama se desarrolla con un estilo muy de los 80, con peinados extrovertidos, maquillaje, colores fosforescentes y ropa de esa época.

El público cantará canciones de Timbiriche y se sentirá identificado en todo momento. Con dos actrices en escena, la obra lleva un mensaje: abrirle la puerta a las oportunidades que la vida nos da, dejar atrás el miedo a seguir, tomar las oportunidades y dejar los apegos.





Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de
/* ]]> */