AM Querétaro
Se realiza una evaluación y se realizan sesiones de trabajo y tareas en una plataforma./Foto: iStock.
Se realiza una evaluación y se realizan sesiones de trabajo y tareas en una plataforma./Foto: iStock.

Glifing, el método español para la lectura

Fue creado principalmente para atender a los pequeños con dificultades para leer

Texto: Ana Morales

Foto: iStock

El método Glifing fue creado durante 2008 en Barcelona, España, principalmente para atender a niños con dificultades para leer, ya que dichos obstáculos muchas veces acaban en fracaso escolar, así lo dijo su autora, Montserrat García.

Debido a su objetivo, el método Glifing comenzó a trabajarse en gabinetes de reeducación (consultorios privados de psicopedagogía), pero con el tiempo fue utilizado también con niños que están en edad de aprendizaje de lectura (de cinco a ocho años, aproximadamente). Utilizado como herramienta escolar, Glifing no hace una distinción entre niños con dificultades de aprendizaje, sino que los apoya en el proceso por igual. No obstante, es una plataforma que puede trabajarse con personas de cualquier edad que así lo requieran.

El método se trabaja por medio de una plataforma virtual en la que, primero, se realiza una evaluación para determinar en qué nivel de aprendizaje se encuentra el menor. Posteriormente se realizan sesiones de trabajo  y se dejan tareas en la misma plataforma; todas las sesiones son distintas conforme al paciente y aumenta paulatinamente el grado de dificultad. La misma plataforma facilita la evaluación de los pacientes y permite un control del proceso por parte de los profesores o psicopedagogos encargados.

Recomendamos: Exposición ‘Profundidad’

Con este método se trabaja en la comprensión de lectura y de matemáticas, la mejora de la memoria de trabajo, en la atención, en el vocabulario y en habilidades cognitivas en general, señala Montserrat. Asimismo, puede aplicarse a personas con dificultades de lectura, dislexia y dificultades evolutivas; al igual que sujetos con problemas cognitivos como síndrome de Down, autismo y parálisis cerebral.

En promedio, se cubre de cuatro a seis meses de trabajo bajo este método, para que el paciente pueda aumentar lo de un año lector. ”Depende del individuo; cada individuo puede ser más rápido o más lento (en su aprendizaje), pero la media es esa”, comenta Montserrat.

En México, este programa comenzó a implementarse hace aproximadamente cuatro años a través de un gabinete de reeducación; de ahí, la psicopedagoga Elena Villareal lo utilizó en las escuelas donde ella colaboraba. Hay 400 gabinetes que lo usan; 20 están en México y uno en Querétaro, de acuerdo con García.

Por su parte, la psicomotrista y grafomotricista Tere Leal utiliza el método Glifig para gabinete en conjunto con su método pedagógico de grafomotricidad para la escritura,  desde agosto de 2018. Debido a ello, señala que dicho método le ha aportado resultados positivos con sus pacientes.

Ambos métodos trabajan con funciones ejecutivas, por lo que se complementan”, señaló Tere Leal. Asimismo, mencionó que algunos de los beneficios de la plataforma Glifing son las valoraciones que hace, pues señala el nivel de aprendizaje real que tiene cada paciente y posteriormente se valoran los niveles fonético, léxico y de comprensión, por medio de una campana de Gauss.

ALMG

Comenta

Revista Semanal

Agréganos @vsdmx

Conoce de primera mano los lugares mas emblemáticos de la ciudad. Consigue la versión impresa todos los viernes en el periódico AM de Querétaro.

Revista Perfiles Beatriz Marmolejo Rojas” width=
/* ]]> */