AM Querétaro



El espectador observará las imágenes y buscará interpretar lo que está ahí, pero al leer el nombre de la obra llegará a la comprensión. /Foto: Pilar Pérez.
El espectador observará las imágenes y buscará interpretar lo que está ahí, pero al leer el nombre de la obra llegará a la comprensión. /Foto: Pilar Pérez.

‘Obra reciente’


Se nuestro fan en Google News



¿Ya eres fan?

¿Qué pasaría si los átomos de un objeto se distorsionan a tal punto que todos estuvieran fuera de su lugar?

Texto: Carlos Gutiérrez

Foto: Pilar Pérez

La nueva exposición del Museo de Arte de Querétaro es un acercamiento a este dilema planteado por el artista Carlos Oviedo.

‘Obra reciente’ es el nombre de esta serie de coloridos cuadros, producto de la curiosidad del artista por conocer sobre la física cuántica.

“Realmente me pareció superinteresante lo que plantea esta área de estudio: científicamente, la materia no existe, somos pura energía y todo lo que llamamos materia se reduce simplemente a átomos. Por tal motivo, mis cuadros son una manera artística de abordar e interpretar la física cuántica”.

El proceso creativo

El trabajo de Carlos Oviedo gira en torno las conclusiones derivadas de su análisis sobre esta disciplina de la física, adquiriendo forma desde su propia imaginación y contemplación, y plasmándolo mediante el uso del lenguaje del ‘pop art’.

Para el también escultor poblano, de esa indagación se desprendió su primera pregunta: “¿Qué es lo que hace que los átomos adquieran una forma determinada?”. La respuesta que da la física cuántica tiene mucho que ver con el pensamiento, pues a través de ello, se modifica la conducta de las partículas subatómicas (esto se basa en estudios científicos). “El pensamiento está 100 por ciento vinculado con la energía que se mueve en el universo”, explica.

Posteriormente, esto lo llevó a una segunda pregunta: ¿Qué pasaría si todos los átomos de cada objeto fueran liberados? ¿Qué forma adoptarían las cosas? Esa es la temática central de esta exposición.

Con ‘Obra reciente’, el espectador observará las imágenes y buscará interpretar qué es lo que está ahí; pero al momento de leer el nombre de la obra se llega a la comprensión de lo que es en realidad.

Recomendamos: ‘La muerte del comendador L1’

Esto fue un gran reto para Oviedo, pues la física cuántica habla de que no hay materia, solo espacios entre las partículas, mientras que la pintura es algo tangible. “Cuando estás ante una tela en blanco, aparentemente es fácil comenzar, pero eso en sí es complicado, cómo darle forma y color a esa idea de tu cabeza; ese fue el gran desafío”.

Son 10 obras, que durante el último año vieron la luz; después de un proceso arduo de imaginar cómo darle forma a estas; pasar de las ideas a la forma y color; esto toma tiempo, confiesa el autor. “Posteriormente, llegan a tu mente ideas más claras de cómo vas a representar esa idea. Al final, estas obras son el resultado de esa curiosidad mía”, dice.

“‘Obra reciente’ es el resultado de dos años de estar pensando el concepto, de planearlo, y además añadirle un lenguaje como el pop, con colores vivos y con objetos llamativos, para que conjugaran con las ideas y temáticas que traía, y de este modo fusionar todo”.

ALMG




. .

Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de




/* ]]> */