AM Querétaro
El duelo que recibe este nombre es en realidad el que se juega entre Irapuato y León./ Foto: Mexport.
El duelo que recibe este nombre es en realidad el que se juega entre Irapuato y León./ Foto: Mexport.

Por el orgullo y la rivalidad regional

Querétaro y León se enfrentarán en el Estadio Corregidora este domingo en busca de sumar puntos

Texto: Francisco Pérez.

Fotos: Mexsoprt.

Querétaro se enfrenta el 27 de enero a los Esmeraldas de León, equipo con el que se tiene una histórica rivalidad regional importante en la zona Bajío. Por cuestiones de contrato con televisoras y la Liga MX, este encuentro como local se jugará en un día y horario atípico para los aficionados de Gallos Blancos.

El equipo de Rafael Puente ha tenido un mal inicio de torneo. Por el momento, no ha sumado ningún punto en el Clausura 2019, y esta razón es motivo suficiente para salir obligado a ganar en la cancha del Estadio Corregidora. Sin embargo, existe una razón más de peso para que Gallos saque la victoria este domingo: enfrente estará León.

Historia

Este enfrentamiento suele ser considerado como ‘el Clásico del Bajío’, lo cual es erróneo, ya que el enfrentamiento entre Irapuato y León es el verdadero clásico de la región Bajío. El clásico de los queretanos es el enfrentamiento contra San Luis, denominado ‘Clásico del Centro’ o ‘Clásico de la 57’. Estos enfrentamientos se han ganado a pulso el título de clásicos por las duras batallas en la cancha y desafortunadamente fuera de ella.

Recomendamos: La más influyente de la historia

A pesar de que Gallos contra León no es un clásico como tal, en la historia de estos dos equipos existen registros de juegos llenos de pasión en el césped y la tribuna. Es algo común que los equipos de Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí sean rivales naturales y que sus partidos estén cargados de pasión.

El gran enfrentamiento entre Esmeraldas y Albiazules se remonta al 4 de junio de 2005, fecha en que Gallos Blancos dio la vuelta en el Estadio Camp Nou de León, Guanajuato. En aquella noche, el equipo queretano derrotó a uno de sus máximos rivales a domicilio y les arrebató el cetro de la Primera División A. Un hecho histórico para ambas franquicias.

A partir de ese momento, la rivalidad entre Gallos y la Fiera se acentuó, sobre todo en las nuevas generaciones. Esto se vio favorecido por la constancia con la que ambos cuadros disputaron Liguillas en la división menor y posteriormente ingresaron de manera definitiva al máximo circuito del balompié mexicano.

León vivió una época dorada de la mano del director técnico uruguayo Gustavo Matosas, quien llegó a México a dirigir a Gallos Blancos de Querétaro. En estos años, León alcanzó un bicampeonato de Liga (Apertura 2013 y Clausura2014) y Querétaro fue subcampeón de esta misma competencia (Clausura 2015) y campeón de Copa (Apertura 2016).

Herida fresca

El último enfrentamiento entre estos dos equipos dentro de la Liga mexicana ocurrió el 11 de agosto de 2018, cuando Gallos Blancos visitó a la Fiera en su casa, donde fue derrotado por marcador de 4-0. Esta fue una dolorosa derrota para los pupilos de Rafael Puente.

Gallos Blancos buscará revertir esta situación y darle a su afición una merecida alegría ante uno de los rivales con los que está prohibido perder para los seguidores queretanos.

No hay duda de que el domingo estará en juego mucho más que tres puntos dentro del Estadio Corregidora.

ALMG

Comenta

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Rectora UAQ Teresa Garcia Gasca - Revista Perfiles
/* ]]> */