AM Querétaro

Un piquete de abeja puede fortalecer el sistema inmunológico

Un piquete de abeja puede combatir el coronavirus
Fotos: Constanza Escamilla. Un piquete de abeja puede combatir el coronavirus
   

¡Danos un clic en el botón de favorito en Google News!

Más noticias del AM de Querétaro




En la apiterapia, el veneno de estos insectos aporta a la sanación del cuerpo, destaca el apicultor Alejandro Bianchi Aldrete

Carlos Perusquía

Hijo de tu… “. Aunque el dolor es momentáneo –y genuinamente nos obliga a vociferar una maldición– el cuerpo nos agradece que lo fortifiquemos, sobre todo cuando el nuevo coronavirus (COVID-19) ronda en el estado de Querétaro, en México y el mundo.

La causa del insulto, la cual se erige como una alternativa de protección para el sistema inmunológico, es un aguijón. Diminuto, este sobresale de mi pecho y observo cómo una pequeña zona se torna roja a los pocos segundos. Con incredulidad, pienso en la imposibilidad de que surja el dolor. La punta de la abeja, ahora removida, refuta este pensamiento y percibo cómo mi parte superior se ensancha.

Las TIC apoyan a las empresas queretanas ante coronavirus 

“Te lo dije”, intuyo en el gesto del doctor Alejandro Bianchi Aldrete, en quien reposan 25 años de experiencia sobre apiterapia. “(Se trata de) una técnica basada en la acupuntura china que hace uso de la apitoxina para curar diversos padecimientos”, enuncia Kolmenä Yothe, su negocio en las inmediaciones de hotel Real de Minas de la avenida Constituyentes.

Aquí no curamos nada. La chamba es de acompañar al paciente a que se recupere internamente. ¿Cómo funciona esto? El piquete de abeja sube las defensas del sistema nervioso, ayuda a mejorar la circulación, desinflama, hace las veces de antibiótico y, según la persona, va a ser su reacción”, explica apacible el ingeniero agrónomo.

A pesar de que esta era mi primera ocasión en el consultorio de Bianchi Aldrete, yo sin saberlo ya conocía de antemano el resultado de esta técnica de la medicina alternativa. Sin embargo, fue hasta que conocí al especialista que retrocedí en mis recuerdos y me cayó ‘el 20’. Hace cinco semanas, mi madre y mis hermanos enfermaron de influenza tipo B; mi padre y yo fuimos los ‘supervivientes’ del ataque de este virus. A sus 59 años de edad, mi progenitor había librado sin ningún ‘rasguño’ la batalla contra la enfermedad. Su secreto: 16 piquetes de abeja en todo el cuerpo cada semana.

Gobierno estatal equipa al personal encargado de atender casos de coronavirus

Mi escepticismo continuaba rondando mis pensamientos hasta que Alejandro me hizo la prueba para conocer si era candidato para la apiterapia. Me hizo juntar las yemas del pulgar y el índice de mi mano derecho; con facilidad, alejó un dedo del otro con sus dos manos. Acto seguido, me dio un bote lleno de abejas vivas –las que utiliza para los piquetes– y que sostuve en mi mano izquierda para repetir la acción. Como acto de magia, no pudo separar mis dedos.

Aplicamos abejas para que la persona restablezca su salud. Lo que hace es mover emociones, mover energía, mover sistema inmune…  por eso no es que nos funciona a todos. El que está abierto le funciona. El que no está abierto, pues no pasa nada”, enuncia Bianchi como un mantra milenario.

Con un salto de fe que otorga la infancia, una niña de cuatro años de edad también se encontraba en Kolmenä Yothe, quien con su muñeco de juguete reunía todas sus fuerzas para ponerse a merced de un ‘piquetito’. Menores, adolescentes, adultos, personas de la tercera edad… este tratamiento no hace distinción de edades más que para la dosis a la que cada uno es apto.

Aunque son la clave en el tratamiento, no solo en las abejas recae la labor de curación, pues Bianchi utiliza otras herramientas como flores de Bach –para apoyar al sistema nervioso–, medicamentos homeopáticos y sales minerales. En su conjunto, señala el experto, auxilian a la persona en enfermedades como el cáncer, el sida, la fibromialgia e, incluso, funge como método preventivo ante el COVID-19.

(Contra el coronavirus, la apiterapia) sube tus defensas. En el pecho está el timo, que es el encargado de las defensas del cuerpo. Entonces, lo estimulamos y por eso picamos el pecho, que se expande como ‘mariposa’. Lo que estamos buscando es que tus defensas se vayan al tope. Para un virus no hay nada. Lo que ocupamos es linfocitos T y eso los estimulamos cuando picamos; además, mejoramos la circulación. Los linfocitos van a la sangre y a la hora que se riega, se expande. El bicho tal vez nos llegue, pero como hemos podido descubrir también se muere si nuestras defensas están fuertes, que es lo que estamos buscando”.

Surgen rumores de supuesto contagio de coronavirus por parte de AMLO

Puede que haya proliferado un insulto bastante altisonante al momento de recibir el aguijón en el pecho, al igual que mi compañera Constanza –del Área de Fotografía–, quien también probó esta alternativa curativa. Sin embargo, imagino el dolor todavía más alto de mi padre, quien, con ayuda de Alejandro, fortalece todo su cuerpo con piquetes en puntos estratégicos. El experto cuenta que la medicina oriental acude a los canales de cuerpo y se estima que hay aproximadamente 800 dentro de nosotros, de los cuales se auxilia la apiterapia para estimularlos y acelerar la curación.

Riñón, hígado, todos los órganos están acomodados en diferentes canales. Estimulamos el canal. Mejoramos el sistema de todo el cuerpo. Si te duele la panza, te pongo piquetes en el sistema digestivo. Si andas con problemas de vías respiratorias, tramos vías respiratorias. Así nos la vamos llevando”

Para quienes se mantienen escépticos ante este tipo de tratamiento de la medicina alternativa, Bianchi les sugiere experimentar a los queretanos.

Es parte de la vida. No crean nada. Verifíquenlo. Eso sería parte del camino: no creer en nada, sino hasta que lo verifiques y lo vayas experimentando”, reza Alejandro, quien ha visto resultados positivos en más de 25 años de experiencia. “Es lo que promuevo con el corazón”.

Ritual de agradecimiento

Dentro de un envase se encuentran las abejas vivas utilizadas para la apiterapia. En agradecimiento al veneno que donan a los seres humanos, el apicultor Alejandro Bianchi les organiza un ritual a estos insectos, que mueren al desprenderse de su aguijón. Para el experto, esto representaba un conflicto interno; sin embargo, al reflexionar dio cuenta que esto era un regalo de las abejas en beneficio de las personas y su servicio un bien a favor de los seres humanos.

Asimismo, antes de hacer uso de las lancetas, el apicultor les otorga un cuidado especial a las abejas con medicamentos biológicos, proteínas, así como agua con azúcar.

Por otra parte, Bianchi Aldrete considera que las abejas tendrán un auge de nuevo, pues observa que cada vez se utilizan menos pesticidas, lo que resulta en el fortalecimiento de las colmenas en el mundo.

AMIP.

Comentar con Facebook


   

comentarios


Redes sociales

No te pierdas las actualizaciones con las noticias más relevantes y continúa la conversación.

Contáctanos

Teléfono:
(442)2919900

Dirección:
Avenida Gómez Morín 3881, Centro Sur 76090 Santiago de Querétaro (mapa)

También puedes ver:
DirectorioSuscripciones  I Empleo I Aviso de privacidad I Accesibilidad para personas


Windows Lizenz Windows 10 Lizenz Office 2019 Lizenz Kaufen Office 365 kaufen Windows 10 Home kaufen Office 2016 kaufen windows 10 satın al windows 10 pro satın al