8 mujeres ingenieras que hicieron historia
AM Querétaro

8 mujeres ingenieras que hicieron historia


¡Danos un clic en el botón de favorito en Google News!

Más noticias del AM de Querétaro




¿Qué tienen en común la construcción del puente de Brooklyn, el desarrollo de internet y la llegada a la Luna? Ninguno de estos hitos de la humanidad habría sido posible sin mujeres

Éstas son algunas de las ingenieras que cambiaron la historia:

Ada Lovelace (1815 – 1852) La británica Augusta Ada Byron, más conocida como Ada Lovelace, sentó los pilares fundamentales de las ciencias de la computación actuales junto al matemático Charles Babbage, que desarrolló  un máquina analítica capaz de ejecutar programas y, por tanto, de realizar cualquier tipo de cálculo.

Lovelace perfeccionó el diseño de la máquina analítica de Babbage e incorporó un elemento imprescindible para la primera generación de computadores digitales: las tarjetas perforadas como dispositivos de entrada. La influencia de su trabajo fue tal que, en 1979, el Departamento de Defensa de EEUU desarrolló un lenguaje de programación al que llamó ‘ADA’ en su honor.

Ellen Swallow Richards (1842 – 1911): Ellen Henrietta Swallow Richards es considerada la madre de la ingeniería ambiental. En sus estudios sobre la calidad del agua de Massachusetts acuñó el concepto de «higiene ambiental», base de la ecología moderna, y desarrolló métodos de análisis que se siguen utilizando en la actualidad. Richards fue la primera mujer en ser admitida en el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) que en la actualidad sigue siendo una de las universidades científico-tecnológicas más importantes del mundo. Los archivos del centro recogen que, tras graduarse, quiso estudiar un doctorado, pero sus profesores se opusieron porque no querían que la primera doctora en Química fuera una mujer.

Sarah Mather: Hasta el año 2011 las mujeres tenían prohibido servir en los submarinos estadounidenses. Un hecho llamativo teniendo en cuenta que el periscopio no existiría sin Sarah Mather, la inventora que desarrolló en 1845 un «tubo con una lámpara unida a un extremo del mismo que puede ser hundido en el agua para iluminar objetos con el mismo, y un telescopio para ver dichos objetos y hacer exámenes bajo el agua».

Emily Warren Roebling (1843 – 1903) El puente de Brooklyn es uno de los iconos más reconocibles de la ciudad de Nueva York, pero pocos conocen a la mujer que lideró su construcción, Emily Warren Roebling. Como la primera ingeniera de campo del mundo, fue la encargada de la supervisión diaria del proyecto y llegó a ocupar el cargo de Ingeniero Jefe en su última fase.

Beulah Louise (1887 – 1993) Conocida con el apelativo de ‘Lady Edison’, la estadounidense Beulah Louise Henry fue una de las inventoras más prolíficas de la historia, con 110 invenciones y 49 patentes registradas. Entre sus principales creaciones destaca un eficiente artilugio para fabricar helados, una muñeca con radio incorporada y una máquina de escribir capaz de realizar varias copias.Otros inventos suyos fueron un lápiz mecánico, una armadura de ventilador eléctrico y el ‘Kiddie Klock’, un reloj de juguete para que los niños aprendieran las horas. Henry fue completamente autodidacta y dedicó su vida a perfeccionar sus inventos: registró su última patente con 83 años.

Pilar Careaga Basabe (1908 – 1993) Pilar Careaga Basabe fue la primera mujer ingeniera titulada en España y la primera en conducir un ferrocarril. Se licenció en Ingeniería Industrial en la Escuela de Madrid, a los 21 años, y su promoción fue bautizada como «la promoción de Pilar».

 

Hedy Lamarr (1914 – 2000) Además de una estrella de Hollywood, la actriz austriaca Hedy Lamarr fue la inventora del sistema de comunicaciones denominado ‘técnica de transmisión en el espectro ensanchado’, en el que se basan todas las tecnologías inalámbricas actuales como el WiFi, el GPS o el Bluetooth.

Margaret Hamilton (1936) Si Neil Amstrong puso un pie en la Luna fue gracias al trabajo de Margaret Hamilton, considerada la primera ingeniera de software de la historia. Cuando el Apolo 11 estaba apunto de alunizar, el ordenador a bordo del módulo espacial se sobrecargó por la cantidad de tareas que tenía que realizar al mismo tiempo. Pero gracias a la previsión de Margaret Hamilton y su equipo, los programas que supervisaban el funcionamiento del ordenador detectaron la sobrecarga y y fueron capaces de priorizar tareas.

 


“Únete


Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

Newsletter