Infidelidad en el trabajo, más común de lo que creemos


¡Dale clic en favoritos de Google News!

Mas noticias del AM en Google



Si te encuentras en una situación similar y no encuentras la salida, recuerda que la infidelidad no es más que la falta de comunicación asertiva y sincera dentro de la pareja

Por: Juan R. Hernández

La infidelidad es uno de los problemas que más enfrentan las parejas en la actualidad. Casi todas ellas viven en crisis y la infidelidad es uno de sus síntomas, afirma el doctor Moisés Fernando Balcázar Becerra, psicoterapeuta con orientación psicoanalítica.

También, esta situación es más común de lo que suponemos o queremos aceptar; actualmente es bastante sencillo encontrar momentos y personas que la facilitan, por ejemplo con los compañeros de trabajo, los vecinos, los conocidos de la escuela de los hijos, la gente que se conoce por internet, etc.

Es el caso de lo que sucede en el trabajo, ya que las condiciones de convivencia durante muchas horas del día con nuestros compañeros (as) de trabajo, la poca convivencia que tenemos con nuestra pareja y el encontrar intereses comunes, pueden favorecerla.

¿Qué pasa cuando pasamos muchas horas de nuestro día en compañía de las mismas personas, compartimos relaciones no solo de trabajo, sino también personales y las volvemos miembros significativos de nuestra vida?

Resulta que en este contexto, los compañeros (as) de trabajo, tienen un lugar central en nuestras vidas. ¡Pasamos más horas con ellos de forma rutinaria, que con nuestras propias familias!

Si a esto le agregamos que en nuestra relación de pareja existe monotonía, dificultades, conflictos, malos entendidos, falta de comunicación y/o distancia afectiva, la combinación es letal.

Lo anterior nos permite comprender lo que le sucede a muchas personas que se encuentran en esta situación, no es una justificación. También, en muchos casos esta persona que es infiel se siente “terriblemente mal” por lo que está haciendo, aunque no puede evitarlo.

La infidelidad se vive como una de las peores traiciones a las que puede enfrentarse la dinámica de pareja y, en general, se piensa que el que lleva acabo el acto es el culpable, sin embargo, la infidelidad es sólo el resultado de la crisis de pareja.

Algunos de los factores que pueden condicionar o influir para que un miembro de la pareja sea infiel son:

*) La infancia, ya que puede determinar algunas de las formas de actuar con la familia, pareja, compañeros de trabajo etc. Por lo tanto, una persona que de niño fue desatendido, extremadamente sobreprotegido, inseguro de poder hacer las cosas por sí solo y/o en donde no hay la promoción de valores y principios, es más probable que cuando mayor sea infiel a su pareja, ya que buscará satisfacer estas carencias que no han sido cubiertas

*) La elección de la propia pareja, ya que después de un tiempo, él o ella se dan cuenta de que no son compatibles y tal vez durante un tiempo pudieron sobrellevar la situación, pero después fue imposible, lo cual los lleva a la búsqueda de nuevas experiencias, y esto ocurre sobretodo en personas que han tenido pocas relaciones interpersonales al igual que relaciones de noviazgo.

*) La monotonía que, aunque brinda cierta estabilidad en nuestras vida, es uno de los más grandes enemigos en la relación de parejas, ya que cuando llega alguien que ofrece un panorama distinto, lleno de encantos, novedades, riesgos y demás cosas de que carece la relación conyugal, es muy probable que se acepte y esta misma puede verse favorecida si la vida sexual es “deficiente” o “poco gratificante”, por lo que si una de las partes no se siente satisfecho sexualmente tiende a buscar fuera de la relación la satisfacción sexual que no encuentra en su pareja, a pesar de amarla.

En el caso de los contextos laborales viene la situación agregada de que, usualmente estas situaciones se encuentran prohibidas en la compañía, empresa, o lugar de trabajo, donde desde nuestro ingreso se nos aclara que debemos de evitar las relaciones amorosas. Esto se vuelve un doble secreto: aquel para nuestros empleadores, quienes no se deben de dar cuenta, y secreto con nuestras parejas, quienes no deben de “cacharnos” en la infidelidad.

Estas situaciones suelen complicarse e incluso pueden ocasionar cambios de lugar de trabajo, puesto o, incluso, despidos; y más cuando estas relaciones se tornan “tormentosas” o se trata de relaciones entre jefe(a)s-subordinado(a)s.

Si te encuentras en una situación similar y no encuentras la salida, recuerda que la infidelidad no es más que la falta de comunicación asertiva y sincera dentro de la pareja. Se requiere de construir habilidades y herramientas emocionales para una mejor convivencia y, a veces, es mejor acudir en busca de ayuda con un psicoterapeuta especializado.




Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de
/* ]]> */