música
Foto: Unsplash

¿Por qué la música Pop es tan pegajosa? Estudio revela el motivo



Lo que hace a la música pop tan pegajosa, no es la música como tal, sino las reacciones cerebrales que produce, vinculadas con las hormonas y las emociones

Redacción

A todos nos ha sucedido que terminamos cantando una canción pop que odiamos, y te preguntas por qué te sabes la letra y la cantas si no te gusta.

El motivo de ello, lo explica un estudio del reconocido doctor en neurociencia, Stefan Koelsch, en colaboración con científicos de la Universidad de Bergen en Noruega y el Instituto Max Planck en Alemania.

El descubrimiento indica que lo que hace a la música pop tan pegajosa, no es la música como tal, sino las reacciones cerebrales que produce, vinculadas con las hormonas y las emociones.

La música no acaba con racismo pero ayuda a concienciar

En contraste con otros estudios relacionados donde se afirma que el éxito de las canciones se basa en el compás y el ritmo, este estudio concluye que los factores que producen placer musical, son la incertidumbre y el factor sorpresa que se vinculan con el sistema límbico, formado por varias estructuras cerebrales que regulan las respuestas fisiológicas frente a determinados estímulos. Es decir, en él se encuentran los instintos humanos.

Por una parte, con la amígdala que procesa todo lo relativo a nuestras reacciones emocionales, por la otra con el hipocampo que tiene que ver con el aprendizaje y la formación de nuevos recuerdos, así como con el córtex auditivo, encargado de decodificar los sonidos.

Los científicos demuestran ahora que disfrutamos de las canciones cuando anticipamos un cierto acorde, pero somos golpeados por otro, o cuando no estamos seguros de lo que vendrá después, pero recibimos un acorde predecible. Siendo que la mayoría de las veces este ritmo evoca a la música pop.

De acuerdo con tus gustos musicales, Spotify te dice tu nombre

Para concluir lo anterior, los científicos analizaron 80,000 acordes en 745 canciones de música pop que han aparecido en los primeros lugares de la lista de Billboard en Estados Unidos., Incluyendo “Country Road” de James Taylor, “Red, Red Wine” de UB40 y “Ob-La-Di, Ob-La-Da” de The Beatles, entre otras.

Luego, el equipo separó la melodía y el ritmo de las canciones, dejando solo los acordes para cambiar la expectativa musical. Le pidieron a 39 voluntarios que escucharan 1,039 acordes en 30 progresiones de las 745 canciones para luego calificarlas dependiendo de su percepción.

Además, en un experimento alterno, otras 40 personas escucharon los mismos acordes mientras los investigadores monitoreaban su actividad cerebral.

De acuerdo con el estudio publicado en la revista Current Biology, los acordes tenían altas calificaciones, cuando se desviaban sustancialmente de lo que el oyente había esperado (baja incertidumbre, gran sorpresa) o, por el contrario, cuando se ajustaban a las expectativas en un contexto poco informativo (alta incertidumbre, baja sorpresa).

Esa es la razón por la que queramos o no, muchas veces disfrutamos más de los ‘covers’ de música pop, rock o incluso hasta reggaetón que en su versión original. Las variaciones de los acordes inesperados, provocan mayor placer que las versiones originales.

HMR





Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de
/* ]]> */