Crear nuevos sentidos para descubrir realidades

Fotos: Gibran Gallardo

¡Dale clic en favoritos de Google News!

Síguenos en Google News



Para Neil Harbisson, la mezcla entre la tecnología y el cuerpo es una puerta para develar aquello que está fuera del alcance de la percepción del ser humano

6 Noviembre 2019

Carlos Perusquía

En lugar de cambiar al planeta, los seres humanos deberían cambiarse a sí mismos, aseveró el artista ‘cyborg’ Neil Harbisson, promotor de la creación de ‘nuevos sentidos’ y órganos artificiales. Como ejemplo de esto, el inglés reflexionó que si los seres humanos tuvieran visión nocturna, no habría necesidad de tener luces encendidas; igualmente, si tuvieran un órgano para controlar la temperatura corporal, ya no se acudiría a encender el aire acondicionado en las viviendas.

Durante una conferencia en el marco del Forbes Industrial Summit -realizado ayer en el Centro de Congresos de Querétaro–  Harbisson aseguró que la tecnología permite a la sociedad revelar realidades que no existen, pues saber de la existencia de elementos imperceptibles al ser humano nunca fue suficiente para él, la primera persona en el mundo reconocida legalmente como ‘cyborg’.

Para él –que durante su infancia el mundo se ‘pintaba’ de blanco, negro y gris por la acromatopsia que padece- su deseo era percibir aquello invisible en el entorno a lo cual los animales tienen acceso, como las frecuencias de sonidos que los elefantes pueden escuchar, así lo afirmó en conferencia durante el primer día del Forbes Industrial Summit, realizado ayer en el Centro de Congresos de Querétaro.

Gibran Gallardo

Por lo antes mencionado, el artista -junto con su colega Manel De Aguas-, comenzaron a experimentar con tecnologías del entorno como un barómetro -que mide la presión atmosférica- y un fotómetro -que mide la intensidad de la luz. Es así que inspirándose en diferentes animales, como el pez diablo, Harbisson construyó una antena para poder percibir y ‘escuchar’ el color.

Mi objetivo fue el color. Los humanos solo pueden percibir de rojo a violeta, pero mi interés era percibir también los infrarrojos y los ultravioletas, por lo tanto, creé en 2003 y 2004 un sistema que me permitía escuchar las vibraciones del color. Al principio era un sistema grande que comprendía una cámara, un ordenador de cinco kilos, unos auriculares, pero después creé este sistema en forma de antena, para que esta pudiera ayudarme a a detectar los colores”, señaló el artista ‘cyborg’.

De la misma manera y debido a su interés por la meteorología y las especies marina, De Aguas empezó un proyecto de aletas climáticas –dos prototipos instalados en su cabeza- que le permiten ‘escuchar’ la presión atmosférica del lugar donde se encuentre.

FOR




Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de




/* ]]> */