AM Querétaro



Fotos: Isaac Muños y Francisco Roblero

Culmina el Hay Festival 2019, un punto de encuentro entre grandes artistas

Se nuestro fan en Google News



¿Ya eres fan?

El cuarto y último día de actividades contó con la presencia de los escritores Julio Patán, Alejandro Rosas y Dylan Moore, además de un encuentro entre ilustradores

Giovanna Cancino y Paulina Gámez

La explosión de ideas que se suele plasmar en los libros a través de la literatura y las ilustraciones fue proyectada en vivo por los artistas invitados al cuarto y último día de actividades del Hay Festival Querétaro 2019, en su cuarta edición titulada Imagina el Mundo.

UNIÓN DE TALENTOS

Los autores de los dos volúmenes de México Bizarro, Julio Patán y Alejandro Rosas dieron rienda suelta sobre la divertida experiencia que ha sido para ellos escribir en conjunto dichos ejemplares que han tenido buena aceptación.

No hace falta romperse la cabeza para lograr una idea que se convierta en una publicación muy vendida, sino dejarse llevar por la espontaneidad del momento y ya al tenerla clara, tener la valentía de ejecutarla. Eso hicieron estos dos personajes quienes presumen más de 20 años de amistad y de ser ‘uña y mugre’.

“Siempre hemos sido cercanos en lo personal como en lo laboral, presentábamos nuestros libros, el me invita a sus programas de televisión… pero nos reunimos mucho a beber whisky, y un día ya no tan sobrios o como dice él (Julio), a medios  chiles, empezamos a hablar de temas de historia recientes… ex presidentes, partidos políticos, y nuestro editor, Gabriel Sandoval, nos dijo, ahí tienen un libro, porque no se juntan ustedes que tienen buena pluma y se conocen y hacemos este  libro, así surgió… Al lunes siguiente, medio crudos todavía, firmamos luego, luego el contrato”, compartió Alejandro Rosas.

Descubre tres rincones mágicos en San Luis Potosí

Y agregó: “tenemos un humor negro muy parecido, la ironía, el sarcasmo y la falta de solemnidad en nuestros textos que es evidente, ayudó a que funcionara porque tenemos el mismo tono’.

Ambos coincidieron que autores como Jorge Ibargüengoitia y Martín Luis Guzmán, son autores que disfrutan. “Creo que nosotros con todas las reservas y distancia, recuperamos un poco ese tipo de crónica mala leche y satírica irónica, porque cuando se murió él (Jorge Ibargüengoitia), se murió en México este tipo de soltura, despojado de solemnidad que se podía burlar de todo el mundo, en México la solemnidad pesa demasiado”, dijo Alejandro.

Rosas, aseguró que la literatura es la gran herramienta para hacer que la historia sea algo distinto de lo que se tiene presente y citó a Benito Taibo  ‘sin la literatura no hay historia’. “A pesar de que en México es muy difícil que vivas de los libros. Nunca pensé que sería un fracaso dedicarse a la historia y a escribir», apuntó Alejandro, quien describió su profesión como una llena de pasión, diversión y gozo.

Por su parte Julio Patán, quien creció en un hogar donde siempre predominaron las letras por las profesiones de sus padres, compartió que para él el éxito radica en tener tiempo para leer y escribir y el que la gente celebre su trabajo.

“Viví rodeado de literatura y todo lo que hecho que no es propiamente literario está marcado por eso, eso significa que tu visión del mundo y de hablar con los demás, están formadas por la literatura”, compartió Julio un escritor que define su andar literario como una “feliz casualidad».

Plática con Ben Rhodes Dentro del marco del ‘Hay Festival’

Los dos volúmenes de México Bizarro es una recopilación de 180 historias que han quedado en la memoria de todos los mexicanos y destacan quizá, por ser situaciones que sólo pasan en nuestro país, como el hecho que una institución de gobierno contrate a una vidente y esta desde la cárcel realice los horóscopos para una revista muy famosa en México.

DYLAN MOORE, UN CONTADOR DE HISTORIAS

Para Dylan Moore coincidir con la otredad humana es mucho más importante que concentrarse en las diferencias cuando de migración, identidad y pertenencia se trata, ‘Todos somos forasteros’ se tituló la conferencia que el escritor y galardonado de la beca Creative Wales Hay Festival International Fellow 2018-2019 impartió dentro del programa de este festival dedicado a las ideas.

Durante una entrevista con este medio, compartió que gracias a esta oportunidad, la experiencia de viajar y participar en los festivales de Segovia, Colombia, Perú y México le ha otorgado una gran inspiración especialmente por los temas con los que continuamente reflexiona y escribe.

El autor cuenta que es en Newport la ciudad de donde es originario ubicada al sur de Gales donde encontró que la migración era un tema importante especialmente en la actualidad, pues el flujo de personas migrantes es importante debido a que el Ministerio de Interior del Reino Unido financia organismos que asesoran y orientan a refugiados que provienen del Medio Oriente y África; fue así que en su iglesia, trabajando como voluntario, encontró un especial interés en la idea de «ser forastero en un país extranjero».

Viajar fue la fuente de inspiración para que este autor escribiera su primer libro ‘Driving Home Both Ways’, una colección de ensayos de viaje, hasta ahora la escritura es el medio para seguir relatando la historia de los refugiados en su ciudad, pues actualmente trabaja en una compilación de cuentos cortos sobre la migración desde Etiopía.

Festeja sin gastar de más este 15 de septiembre

“Lo que yo aprendo haciendo todos estos viajes es la belleza de encontrar puntos en común de lo que compartimos como seres humanos, lo que yo pienso sobre la raza, etnia, género, religión, creencias políticas es que reunidas, observar el conjunto es más beneficioso e importante para la humanidad que las peleas o apuntar las diferencias entre nosotros”, señaló.

Posterior a su participación dando clases de inglés a migrantes y orientarlos en la cultura inglesa, Dylan decidió viajar a Etiopia bajo el propósito de volver a trazar los pasos que, quienes se convirtieron en sus amigos, dieron desde su lugar de origen hasta llegar a su país.

“Fui a los museos y conocí los restos de Lucy, que en lengua amárica significa «eres maravilloso»; este esqueleto de 3.1 millones de años, si bien no era una Homo Sapiens, caminaba en dos piernas y pensé en este concepto en el que, desde que caminamos en dos piernas todos somos migrantes moviéndonos alrededor del mundo”, compartió argumentando que no hay razones justificables para realizar clasificaciones entre seres humanos.

“Como seres humanos todos tenemos un ciclo en el que comenzamos en el lugar donde nacemos, luego migramos y encontramos un nuevo lugar al que aprendemos a llamar hogar, puede suceder en nuestra vida o la vida de nuestros antepasados”.

Actualmente el también profesor de inglés y editor de la Agenda de Gales del Instituto de Asuntos Galeses, está estudiando una maestría en Escritura Transnacional en la Universidad de Bath Spa y comparte que a través de la literatura seguirá contando historias y explorando nuestra identidad como seres humanos.

AVENTURAS EN LA CARICATURA Y LA NARRATIVA

Bernardo Fernández, conocido en el mundo de la ilustración y escritura como ‘Bef’ compartió con los queretanos su talento como dibujante al hacer trazos de manera improvisada, ayer en el Jardín Guerrero, como parte de las actividades del ‘Hay Festival’ Imagina el Mundo 2019.

Previo a su intervención reveló en entrevista que se encuentra realizando una novela policiaca la cual a pospuesto porque se encuentra entretenido haciendo lo que más le apasiona que es dibujar. “Soy muy privilegiado al poder dedicarme a la ilustración y la escritura, pero me produce más placer el dibujar, pero las dos me gustan, y las trato de honrar”, confesó Bef.

Aunque creció en redacciones periodísticas al tener familiares en ese rubro, dicho oficio no captó su interés como sí lo hicieron las caricaturas que miraba en la televisión en donde descubrió su pasión. “Desde niño, como todos los niños me gustaba dibujar, pero yo me seguí haciendo, descubrí mi vocación viendo caricaturas en la tele y quería hacer esos muñequitos y siento que es algo que tengo arraigado a mí”, contó el mexicano.

“Pero en su mundo además de dibujos hay cabida para algo más, la narrativa. La literatura nos sirve para poder explicarnos nosotros mismos, entender el mundo y atraparlo en las palabras. En México un escritor es exitoso cuando la gente que no lee lo conoce, los ubican y los quieren, hay quienes gozan del cariño de público y otros no”, agregó.

Bef, aseguró que uno de los mayores riesgos que puede hacer una persona es dedicarse a tener una carrera creativa en donde no hay una certeza financiera y él ha encontrado esa dicha en sus ilustraciones e historias policiacas y de aventura.

“Los que hacemos novela policiaca somos lo que reciclan desechos para convertirla en otra cosa, entonces de toda esa porquería que hay en la sociedad a través del crimen las convertimos en historias con una intensión con un poco más de estética”.

MAA


“Rector



. .

Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de




/* ]]> */