Demanda ONG por consecuencias tóxicas tras incendio en Notre Dame

El grupo ambientalista Robin des Bois acusó a funcionarios y a la ciudad de París de exponer deliberadamente a residentes, visitantes y trabajadores a altos niveles de plomo

El grupo ambientalista Robin des Bois (Robin Hood) demandó a funcionarios franceses por las amenazas que representa para la salud el plomo tóxico liberado en el ambiente luego del incendio en la Catedral de Notre Dame, en abril pasado.

«Las autoridades relevantes, incluida la diócesis (…) descuidaron ayudar a los residentes, visitantes y trabajadores, lo que les permitió estar expuestos a las consecuencias tóxicas», argumentó la ONG.

Calor en Europa amenaza a la Catedral de Notre Dame

De acuerdo con reportes de prensa, el grupo señaló que al no contener rápidamente los riesgos de contaminación por plomo tras del incendio, cientos de toneladas de ese material se derritieron, lo que condujo a niveles altos que se registraron en el aire.

Robin des Bois acusó a las agencias, funcionarios gubernamentales y la ciudad de París de «poner deliberadamente a las personas en peligro al no tomar medidas inmediatas para limitar la exposición a la contaminación por plomo. Había niveles potencialmente altos de plomo en el polvo a nivel del suelo en las escuelas y guarderías cerca del sitio y no se tomaron medidas correctivas rápidas».

Sin embargo, autoridades de la Alcaldía de París ordenaron a mediados de julio la limpieza a fondo de todas las escuelas cercanas a Notre Dame, para evitar cualquier riesgo de contaminación por plomo.

Techo derretido de Notre Dame deja altos niveles de plomo

En una encuesta publicada el pasado 18 de julio, el sitio Mediapart señaló que un mes después del incendio, en las escuelas cercanas a la catedral se detectaron niveles más altos de plomo hasta 10 veces por encima del umbral de alarma. Pero el Municipio no había intervenido, afirmando que el nivel era normal en la zona.

Expertos citados por la prensa local manifestaron que “la contaminación por plomo puede causar defectos neurológicos en humanos, especialmente en niños, así como problemas con el sistema nervioso y los riñones”.

«Las autoridades relevantes, incluida la diócesis (…) descuidaron ayudar a los residentes, visitantes y trabajadores, lo que les permitió estar expuestos a las consecuencias tóxicas»

El prefecto Michel Cadot, principal funcionario del gobierno para la región de París, dijo la semana pasada que las autoridades no habían promulgado controles estrictos en el interior de la catedral y las áreas circundantes.

También se detuvo el trabajo de limpieza en Notre Dame después de que las autoridades de la región parisina reconocieron que las medidas anticontaminación hasta ahora habían resultado insuficientes.

Policía francesa empieza a examinar Notre Dame tras el fuego

La Agencia Regional de Salud (ARS) consideró que realizará un «procedimiento de muestreo para verificar que no existan riesgos», así como «recomendaciones a los residentes para limpiar las casas», luego que la semana pasada fueron cerradas dos escuelas debido a la contaminación por plomo.

Sin afiliación política, Robin de Bois, de acuerdo con su página web, tiene como objetivo la protección del hombre y el medio ambiente a través de todas las formas de investigación y acción no violenta. Cuenta con el apoyo de una red nacional e internacional de simpatizantes y profesionales en áreas como la comunidad marítima, la criminalidad ambiental, la gestión de riesgos, los residuos y los sitios contaminados.

Notimex / MMM





Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de


/* ]]> */