Foto: Especial

Plantación masiva de árboles dañaría ecosistemas completos

La cobertura arbórea podría no ser la respuesta al cambio climático, pues podría a causar daños a ecosistemas completos

Aunque la plantación generalizada de árboles es promovida como una solución al cambio climático, en realidad podría causar daños a ecosistemas completos, principalmente en sabanas y pastizales donde la flora y la fauna necesitan ambientes abiertos para desarrollarse.

Investigadores de la Universidad de Liverpool y de la Universidad de Edimburgo, Reino Unido, afirman que puede parecer una buena idea plantar árboles, pero en algunas zonas del mundo ello sería perjudicial, por lo que la cobertura arbórea podría no ser la respuesta al cambio climático.

En un artículo, difundido por la Universidad de Liverpool, reconocieron la importante tarea de las plantas y los árboles en la absorción de los gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global, así como la promesa de líderes mundiales de restaurar millones de hectáreas de bosques para 2030.

Recientemente, un informe sugirió que la reforestación de mil millones de hectáreas de tierra podría almacenar 205 gigatoneladas de carbono, que equivale a dos tercios de todo el carbono que ha sido liberado a la atmósfera desde la Revolución Industrial.

Según ese informe, muchos árboles podrían plantarse en biomas de hierba tropical, como son las sabanas y los pastizales que cubren grandes franjas del mundo y tienen una capa cubierta de hierba y árboles variable.

Los investigadores refieren que al igual que los bosques, estos ecosistemas juegan un papel importante en el balance global de carbono. Diversos estudios han estimado que los pastizales almacenan hasta el 30 por ciento del carbono del mundo que está atado al suelo.

Cubriendo el 20 por ciento de la superficie terrestre, sabanas y pastizales contienen enormes reservas de biodiversidad, con especies como leones, elefantes y vastas manadas de ñus. Además, éstas regiones albergan a cerca de mil millones de personas, muchas de las cuales crían ganado y cultivan.

Sin embargo, entre las amenazas habituales del cambio climático y la pérdida de hábitat de la vida silvestre, estos ecosistemas enfrentarían una nueva amenaza: la plantación de árboles.

Explican que plantar árboles en esas regiçones sería perjudicial, porque a diferencia de los bosques, los ecosistemas en los trópicos que están dominados por el pasto pueden degradarse no solo al perder los árboles, sino también al obtenerlos.

“Incrementar la cobertura arbórea en sabanas y pastizales puede significar que las especies de plantas y animales que requieren ambientes abiertos y bien iluminados, sean expulsados”, afirman en su artículo.

Estudios realizados en Sudáfrica , Australia y Brasil indican que se pierde una biodiversidad única a medida que aumenta la cobertura arbórea, debido a que la adición de árboles puede alterar la forma en que funcionan estos ecosistemas herbosos.

Más árboles significa que los incendios son menos probables, pero el fuego regular elimina la vegetación que sombrea las plantas de la capa del suelo; mientras que herbívoros como la cebra y el antílope tendrían menos que comer y estarían más expuestos a los depredadores, los cuales podrían esconderse mejor.

Más árboles también pueden reducir la cantidad de agua en arroyos y ríos, pues al aumentar la cobertura arbórea, la cantidad que llegaría al suelo se reduciría y estos ecosistemas proporcionan agua superficial para las personas y el ganado, lo que además podría dañar los medios de subsistencia de millones.

Los investigadores sostienen que la propuesta de plantación no implicaría un beneficio neto para el clima, ya que los paisajes cubiertos por árboles tienden a ser más oscuros que la sabana y los pastizales, lo que podría significar que también absorben más calor.

“A medida que la sequía y los incendios forestales se vuelven más frecuentes, los pastizales pueden ser un sumidero de carbono más confiable que los bosques”, aseguran.

Ante los llamados a la plantación masiva de árboles, se deben pensar detenidamente sobre las implicaciones reales para todos los ecosistemas de la Tierra, “los árboles correctos deben plantarse en los lugares correctos, de lo contrario se corre el riesgo de perder ecosistemas para siempre”, advierten.

Notimex / AM 

Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de
/* ]]> */