La Patrulla Fronteriza desplegará agentes tácticos en ciudades santuario
AM Querétaro

La Patrulla Fronteriza desplegará agentes tácticos en ciudades santuario

Foto: AP

¡Danos un clic en el botón de favorito en Google News!

Más noticias del AM de Querétaro




Oficiales con entrenamiento especial irán a Chicago y Nueva York para impulsar la autoridad de los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas

Caitlin Dickerson y Zolan Kanno-Youngs

El gobierno de Trump está desplegando unidades tácticas de procuración de justicia de la frontera sur en un operativo de arrestos sobrecargado en ciudades santuarios a lo largo del país, una escalada en la lucha del presidente contra lugares que se niegan a hacer cumplir la ley migratoria.

Oficiales con entrenamiento especial irán a Chicago y Nueva York para impulsar la autoridad de los agentes locales del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su sigla en inglés), según dos funcionarios familiarizados con la operación secreta. Se espera en San Francisco; Los Ángeles, Atlanta, Houston, Boston, Nueva Orleans, Detroit y Newark, Nueva Jersey.

Esta estrategia refleja el empeño de Trump en aplicar mano dura a las ciudades que no han cooperado con las autoridades federales con la entrega de inmigrantes que están sujetos a la deportación. Dicha medida aparece poco después de que el Departamento de Justicia y el Departamento de Seguridad Nacional anunciaron medidas que afectará a estadounidenses como inmigrantes que vivan en dichos lugares.

Lawrence Payne, vocero de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por su sigla en inglés), confirmó que iban a desplegar a cien oficiales para que trabajaran con ICE, que hace detenciones al interior del país, “a fin de mejorar la integridad del sistema migratorio, proteger la seguridad pública y fortalecer nuestra seguridad nacional”.

El envío de los equipos será de febrero a mayo, según un correo electrónico enviado al personal de la CBP, que un funcionario familiarizado con la planeación leyó para The New York Times.

Entre los agentes están las fuerzas especiales BORTAC (Border Patrol Tactical Unit, o Unidad Táctica de la Patrulla Fronteriza en español), que actúan como SWAT (Special Weapons and Tactics, o Armas y Tácticas Especiales en español) de la Patrulla Fronteriza. Con granadas aturdidoras y capacitación de las Fuerzas Especiales, que incluye una certificación de francotirador, los oficiales llevan operaciones de alto riesgo.

La unidad suele desempeñarse en las áreas más difíciles y de alta criminalidad en la frontera. Entre sus operativos hay redadas en casas donde hacen transacciones de contrabando con drogas y armas.

En las ciudades santuario, se les pedirá a los agentes de la BORTAC que apoyen a los funcionarios del gobierno en arrestos migratorio. Su presencia podría desatar temor en las comunidades de migrantes en alerta máxima por el aumento de las políticas de deportación y detención desde que Trump llegó a la presidencia.

Como hemos observado desde hace años, en jurisdicciones donde no se nos permite asumir la custodia de los extranjeros en las cárceles, nuestros oficiales se ven obligados a hacer arrestos generalizados de extranjeros delincuentes que han sido liberados en las comunidades. Cuando las ciudades santuario liberan a estos criminales y los dejan en las calles, aumenta la incidencia de delitos prevenibles y, lo más importante, víctimas prevenibles”, Matthew Albence, el director en funciones de ICE.

No obstante, Gil Kerlikowske, ex comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, que supervisa a las unidades tácticas a lo largo de la frontera, dijo que enviar a los oficiales para hacer cumplir las leyes migratorias dentro de las ciudades, donde no están entrenados para trabajar, podría agravar situaciones que ya son volátiles. Digo que la estrategia era “un error importante”.

Si usted fuera un jefe de policía y fuera a hacer un arresto por un delito relativamente menor, no enviaría a un equipo de SWAT. Y BORTAC es el equivalente al equipo de SWAT”, comentó Kerlikowske, quien fue jefe de policía en Seattle. “Están entrenados para misiones mucho más peligrosas que esta”.

Fue un agente de la BORTAC el que, a punta de pistola, arrebató de los brazos de su tío a Elian González, un niño cubano que se vio inmerso en una controversia de asilo internacional, después de que los agentes entraron por la fuerza a la casa donde se encontraba el menor en abril del año 2000.

Los escuadrones de la Patrulla Fronteriza apoyarán a agentes de ICE en operativos de deportación. La operación refleja una estrategia inflexible para el cumplimiento de las leyes migratorias, tras los despidos y las renuncias de líderes que, según la Casa Blanca, no estaban dispuestos a tomar las medidas enérgicas de Trump y sus asesores.

A diferencia de las operaciones en la frontera, en las que los agentes de la BORTAC pueden participar en enfrentamientos armados contra sospechosos de contrabando de drogas a bordo de vehículos blindados, los agentes migratorios en las ciudades están combatiendo infracciones civiles no del orden penal. No se les permite entrar por la fuerza a los inmuebles para arrestos y la presencia de los agentes de la BORTAC, tal vez sea de mayor utilidad por el mensaje visual que envía.

Naureen Shah, asesora veterana de defensoría y políticas de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles, cuestionó si los equipos usarían esa autoridad en las ciudades designadas, dentro de ese perímetro de 160 kilómetros.

Esto tiene que ver con una mayor militarización de nuestras calles”, afirmó Shah. “En realidad podría tener efectos letales. Podríamos ver a agentes de la CBP que no están capacitados para la procuración de justicia en el interior del país usar la fuerza de manera agresiva”.

Muchos agentes de ICE dicen que su trabajo se ha vuelto cada vez más difícil, en los tres años que han transcurrido desde que Trump llegó a la presidencia, debido a las campañas implacables de las organizaciones de defensoría de migrantes que buscan salvaguardar a los inmigrantes no autorizados educándolos sobre las limitantes jurídicas que enfrentan los oficiales de ICE.

En consecuencia, en muchas comunidades donde residen los migrantes, la gente ahora recurre de inmediato a sus teléfonos cuando ve agentes de ICE para alertar a sus vecinos que deben permanecer en sus casas.

The New York Times/FOR


“Únete


Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

Newsletter