AM Querétaro

Lorena Jiménez: Empresas con rostro humano

LORENA JIMÉNEZ  PRESIDENTA COPARMEX QUERÉTARO 

El 23 de enero, Lorena Jiménez Salcedo rindió protesta como presidenta de la Coparmex Querétaro. Su paso por la confederación estará marcado por estrategias de la cultura organizacional y el desarrollo humano, iniciativas que implementó en la empresa Agacel Agregados y Asfaltos.

“Todos los seres humanos tenemos una forma de pensar diferente y un talento, algo que nos apasiona. En mi caso, es el tema humano. Es algo que quiero potencializar en Coparmex”, explica Jiménez Salcedo.
La presidenta de Coparmex llegó a la iniciativa privada de manera fortuita hace cinco años, cuando falleció su padre, Edmundo Jiménez Suso, quien fuera líder de la Cámara de la Industria y la Construcción (CMIC), de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y fundador de la empresa Agacel.

Jiménez Salcedo recuerda que en ese momento no había quien se hiciera cargo de la empresa familiar, por lo que la única opción fue tomar las riendas.

“Uno de mis talentos es rodearme de gente más inteligente, capaz y productiva, para formar equipos de alto desempeño”. Esto se tradujo en la reestructuración de la empresa y en la implementación de una cultura organizacional.

“Generando conciencia y sensibilidad podemos llegar a hacer proyectos muy productivos; siempre trabajando en equipo”, refiere la empresaria.

También se preocupó por demostrar que Agacel se mantenía vigente, pese al cambio de dirección, por ello hizo acto de presencia en cámaras gremiales.

“El tema de la construcción es muy rudo; la mayoría son hombres. Fue una etapa muy dura, muy difícil, y maduras a golpes. En mi caso, se generó una conciencia muy fuerte: cómo no dar esas oportunidades dentro de las empresas, cómo no preocuparnos de los colaboradores más allá, una vez que salen de la empresa”. Así, Jiménez Salcedo desarrolló un perfil basado en la cultura organizacional y haciendo presencia en las cámaras gremiales del estado.

“Estoy convencida del trabajo de la cultura organizacional y el desarrollo humano. Es lo que me apasiona y lo que he implementado en la empresa, potenciar el talento de los colaboradores y brindarles un espacio apto para que puedan desarrollar su lado profesional y humano”.

Esto implicó crear programas que buscan el crecimiento profesional de los trabajadores, pero también su desarrollo personal y cultural, para que los beneficios lleguen a sus familia.

“Estoy convencida de que si potenciamos ese desarrollo y talento de los colaboradores, da resultados y rentabilidad, y esto lo quiero llevar a Coparmex”, explica la empresaria.

Jiménez Salcedo reconoce que la tarea no será fácil, pues todavía muchos empresarios ven estas iniciativas como un gasto y no como inversión.

“Comprobamos que cuando te enfocas en las personas, crece la empresa y la rentabilidad, y disminuye la rotación de personal; son datos duros”.

Así, al frente de Coparmex buscará potencializar el desarrollo y responsabilidad social de las empresas.
Su objetivo es cambiar esa energía negativa que de pronto se puede ver en el día a día y convertirla en sinergia positiva, involucrando a todos los actores sociales, como gobiernos, organismos, medios de comunicación y sociedad civil, en beneficio del país.

“No podemos perdemos la esperanza ni dejar a México fuera”, dice la empresaria.
Por ello, considera relevante poner a México por delante de todos los intereses, tanto los empresariales, como los de la sociedad civil, e incluso de los candidatos, ahora que estamos en un proceso electoral.

“Ese el el desarrollo profesional que he llevado y que pretendemos llevarlo a Coparmex”, insiste Jiménez. La cultura organizacional y el desarrollo humano toman fuerza en México.

Jiménez Salcedo cita algunos ejemplos, como la cadena de cafeterías Starbucks y la aerolínea Southwest, o las iniciativas de compañías nacionales como Bimbo y la escuela Viktor Frankl.

“Son empresas que han apostado al desarrollo humano y han tenido resultados favorables. Los empresarios no podemos perder esta capacidad de seguir siendo competitivos y productivos, y esta es una manera muy interesante de hacerlo. Dedicándote a la capacitación, le da mucha productividad y rentabilidad. Te sigues colocando en temas de competitividad cuando escuchas a la gente. Ellos llevan la operación del día a día, es mucho más fácil que te digan los aspectos a mejorar y las áreas de oportunidad”.

Llevarlo a la práctica en Agacel se tradujo en una reducción en la rotación de personal. Anteriormente era de entre 5 y 6 por ciento, y ahora es menor a un punto porcentual.

Texto: Octavio Cárdenas

Comenta

Revista quincenal

Perfiles en redes sociales

Sigue la conversación en las redes sociales de Perfiles. Conoce de primera mano los personajes que mueven Querétaro.

Revista Perfiles Antonio Mejia Lira
/* ]]> */