AM Querétaro



Foto: Unsplash

Académico crea metodología para artistas

Se nuestro fan en Google News



¿Ya eres fan?

Se trata de una propuesta para que el estudiante —y el docente obtengaN las capacidades de planear, desarrollar y reportar una investigación para la creación de una obra

Así como se exige en la ciencia, las expresiones artísticas requieren también de la investigación para ser abordadas, con elementos más precisos, desde una perspectiva académica.

Ese fue el planteamiento que llevó al docente e investigador artístico de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), doctor Pablo Parga Parga, a publicar Investicreación. Metodología de investigación artística para el ámbito universitario y de educación superior, obra que —bajo un concepto novedoso— vincula el arte con la investigación formal para su validez en términos académicos.

En entrevista, el doctor Pablo Parga puntualizó que la investicreación es una metodología aplicable a cualquier expresión del arte. Se trata de una propuesta para que el estudiante —y el docente de esta especialidad— obtenga las capacidades de planear, desarrollar y reportar una investigación para la creación de una obra artística, con un esquema alternativo al enfoque científico y con validez académica.

“El concepto ‘investicreación’ surge porque siempre que se habla de investigación se relaciona directamente con las ciencias duras, exactas, naturales o sociales; sin embargo, es muy importante puntualizar que para hacer arte, se requiere también investigación, pero una investigación con objetivos distintos a los científicos. El subtítulo del libro señala que ‘toda obra artística es una investigación invisible’, pues una obra —en el contexto académico— va más allá de las ocurrencias o las ideas de su creador: hay conocimientos, saberes, técnicas, métodos y, desde luego, respuestas a múltiples preguntas”.

El planteamiento del libro parte de considerar que en la investigación científica como en la investigación artística, cuando se realizan de manera académica, deben ajustarse a procedimientos normativos que las institucionalizan y las validan. En este sentido, la metodología investicreativa contribuye a dar validez académica a la investigación que se evidencia en una creación artística.

“En términos generales, cuando la gente ve un cuadro, usualmente piensa que fue tan solo una creación del artista, eso está bien en el contexto independiente, pero en el ámbito académico —sobre todo en el universitario o de educación superior del arte— es necesario explicitar los conocimientos, los métodos y las teorías que subyacen en la obra, y desde luego explicar los procedimientos investigativos que permitieron llegar a ella” . Por lo que respecta a la manera de reportar la investigación artística, mencionó que “en la ciencia, generalmente se hace un reporte o artículo de investigación; en la metodología investicreativa el resultado de la investigación es la obra misma, pero lo que evidencia el proceso investigativo ante la comunidad académica es un documento formal denominado testimonio de investicreación”.

Sostuvo que la palabra “protocolo” siempre está asociada a la normativa de la investigación científica, mientras que los artistas trabajan bajo la idea de un proyecto y es ahí donde se concibe el concepto de investicreación, donde existen rubros que cubrir, como el nombre del proyecto, una disciplina artística y objetivo; la descripción sintética, justificación, documentación necesaria para la realización del proyecto artístico, recursos para su gestión, etapas y procedimientos investigativos —que puede ser a través de un laboratorio escénico, un taller de experimentación musical, entre otros— y los conocimientos y saberes que se aplicarán en la propuesta artística.

“La aplicación de esta metodología ha permitido titular a dos egresados de artes escénicas en la modalidad de investigación, con la presentación de obras escénicas y a una egresada de artes visuales en la modalidad de tesis, con una exposición personal”.

El contenido del libro está integrado por diversos capítulos y apartados que van desde la fundamentación metodológica, a la guía y los ejemplos para desarrollar, primero un proyecto de investigación y después el testimonio de la investigación. El libro cuenta también con dos anexos, a manera de ejemplo de testimonios investicreativos, resultantes de los seminarios de metodología y de seminario de titulación que ha impartido como docente en la Universidad Autónoma de Querétaro.

 


“Rector



. .

Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de




/* ]]> */