Publican recomendaciones psicológicas ante coronavirus
AM Querétaro

Publican recomendaciones psicológicas ante coronavirus

Publican recomendaciones psicológicas ante coronavirus
Foto: Especial / Publican recomendaciones psicológicas ante coronavirus

¡Danos un clic en el botón de favorito en Google News!

Más noticias del AM de Querétaro




Mantener los horarios del sueño, no sobreexponerse a noticias y consultar solamente fuentes confiables son algunas opciones

Gonzalo Flores

Para afrontar la pandemia que se vive en distintas partes del mundo –México y Querétaro incluidos– la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires publicó una guía, en formato PDF, con recomendaciones psicológicas.

El documento se enfoca en los sentimientos y pensamientos asociados con el coronavirus. Igualmente, añade consejos para regular la ansiedad relacionada con esta nueva enfermedad.

El análisis indica que la situación desencadena estados de ansiedad. El elevado nivel de incertidumbre que acompaña al COVID-19 precipita y mantiene un estado de captación ansiosa, que constituye la preparación frente a una amenaza nueva y desconocida.

La situación vinculada con la pandemia es un estresor que puede incidir en la calidad de vida. Algunas de las emociones que se pueden sentir ante la pandemia son miedo, frustración, enojo, ambivalencia, desorganización, aburrimiento, tristeza, soledad y sensación de encierro o ansiedad.

Monitorear constantemente el número de infectados y fallecidos confirmará un sesgo negativo que incrementará el malestar y hará más difícil que las personas puedan mantenerse reguladas.

La aceptación de esta situación implica tomar estos fenómenos imponderables como parte de la naturaleza y estar en más contacto con el presente, sin hacer proyecciones a las posibles consecuencias.

Entre las recomendaciones que se enumeran para controlar la ansiedad se encuentran: mantener los horarios del sueño; no sobreexponerse a noticias; consultar solamente fuentes confiables (organismos oficiales, instituciones prestigiosas) y en momentos del día establecidos (por ejemplo, al mediodía o a la tarde y no al despertar o antes de dormir); aunque no se salga de la casa, quitarse el pijama o la ropa de dormir para evitar la sensación de discontinuidad y conseguir, así, la organización de los ciclos del día.

También se recomienda aprender algo nuevo a través de tutoriales o cursos ‘online’, hay muchos gratuitos y de calidad; hacer una rutina de ejercicios físicos en casa, siempre tomando en cuenta que es una situación especial; continuar accediendo a la naturaleza y a la luz solar siempre que sea posible; alimentarse bien y mantenerse hidratado; mantener sus redes sociales de contención emocional con sus familiares, amigos y personas de confianza a través de medios digitales.

Asimismo, limitar los grupos de ‘chats’ que difunden noticias, muchas de ellas falsas o erróneas, ya que promueven pensamientos negativos y catastróficos y le imponen a la mente un sobreesfuerzo. Por último, ser considerado con uno mismo, con los estados emocionales; tener presente que los cambios de rutina tan abruptos, la incertidumbre y la amenaza de la pandemia afectan el estado emocional por más saludables que seamos. Considerar que esto mismo le ocurre a los demás, por lo tanto, ejercitar la tolerancia con nosotros mismos y con los demás.

El documento destaca que las personas son seres rutinarios, sociales y valoran la previsibilidad. Se debe tener presente que la pandemia, en pocas semanas, alteró el ritmo de vida, por lo que el cambio implica el desarrollo de conductas flexibles y adaptativas a esta situación, con la finalidad de afrontarla positivamente.

El armado de nuevas rutinas es un desafío, requiere flexibilidad y tener en cuenta que el cambio de rutinas es un esfuerzo muy abrupto.

Si se tienen hijos o menores cercanos, es importante hablar con ellos. Hay que conversar con ellos sobre la información oficial de coronavirus en un lenguaje adecuado a su edad y de manera honesta.

Los niños, tanto como los adultos, requieren mantener espacios de juego y divertimento que promuevan emociones positivas.

Si se vive en espacios reducidos y en familia, no los sobreexija con tareas. Tenga presente que respectar la cuarentena es ya un esfuerzo en sí mismo y, como tal, es valioso. Debe conversarse con los miembros sobre el sentido altruista de las conductas responsables para que tengan sentido los esfuerzos.

Buscar ayuda adicional. Si se siente muy nervioso, triste, ansioso o que la situación afecta alguna esfera de su vida, busque un profesional de la salud mental. Siempre con la finalidad de encontrar modos constructivos de manejar la adversidad.


“Únete


Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

Newsletter