Queretanos en China: narran de primera fuente la crisis que se vive por Coronavirus


¡Danos un clic en el botón de favorito en Google News!

Sigue informándote en con el AM de Querétaro



Ciudadanos queretanos se encuentran en China, donde se ha dado el brote del coronavirus.

Redacción

El coronavirus 2019-nCov es noticia que ha dado la vuelta al mundo, se han confirmado más de 14 mil 940 casos del virus chino que ha encendido las alarmas de las organizaciones de salud que buscan la manera de detener el contagio.

Organizaciones de salud aún desconocen a ciencia cierta de dónde provino ese virus, sin embargo, en Wuhan, China -el centro de contagio- se han aplicado medidas estrictas para evitar la propagación.

«Ante el brote de coronavirus, decidí viajar a Vietnam para encontrarme con amigos y esperar a ver qué pasa con el virus; en Shanghái, a donde regresé el 26 de enero, la situación ahora no es tan alarmante, pero sí se ven las calles muy solas, ya que también coincide con el Año Nuevo Chino, y será hasta el 3 de febrero cuando se tendría que retomar la actividad normal, pero muchas empresas están permitiendo que se trabaje desde casa o incluso desde otros países”

«Son pocas las tiendas que permanecen abiertas, la mayoría están cerradas y algunos alimentos están siendo restringidos. Sí ha cambiado mucho, porque al llegar podíamos ir al mercado o al centro o a las cafeterías, y ahora son pocos los negocios abiertos, aunque el año nuevo siempre es así, en abril también estuvimos acá y también estaba todo cerrado. La diferencia es que ahora se va a extender una semana más”.

Jorge Torres Hernández creció y estudio en Lomas de Casa Blanca y desde hace dos años trabaja en Shangai, ciudad en la que se desempeña como ingeniero en automatización; el joven queretano se dijo preocupado por la propagación del Coronavirus y detalló las precauciones que toman para evitar posibles contagios.

El joven de 25 años de edad viajó con su novia Wen Qing a conocer el “pueblo” de XinZhou, que cuenta con una población de 3.068 millones de habitantes y es parte de la provincia de Shanxi.

Antes de que se diera fuerte el virus viajamos para celebrar el Año Nuevo Chino y conocer el pueblo y a los papás de mi novia, desde que llegamos al aeropuerto fuimos parte de las revisiones y en carne propia sentimos el estado de alarma en el país; a todos los pasajeros nos realizaron controles de temperatura, todos estaban con cubrebocas, incluida la tripulación del avión y en cuanto llegamos nos volvieron a tomar la temperatura”, nos compartió el ingeniero egresado de la UTEQ.

La seguridad y precauciones están presentes en los viajes, los trayectos y en la casa de los padres de Diana, nombre occidental con el que llama a su novia.

En casa tomamos medidas de seguridad; nos lavamos muy bien las manos, si salimos a la calle a comprar algo nos cubrimos bien, usamos tapabocas, al regresar lo tiramos, nos lavamos nuevamente las mano y hacemos unas gárgaras con sal”, comentó Torres Hernández.

Cuando llegaron a XinZhou no había ninguna persona contagiada, pero ante los viajes por las celebraciones por el Año Nuevo Chino se informó que habían algunos casos confirmados cerca de donde estaban, por lo que se encendieron las alertas y la comunidad comenzó con los protocolos de seguridad.

Al darse algunos brotes cerca de aquí la comunidad se activó, en los barrios empezaron a informar de las precauciones; sí se permite la entrada y salida, pero debes demostrar que eres del barrio para poder entrar y salir, si no eres del pueblo debes dejar el auto en la carretera y tras las revisiones puedes entrar caminando”, compartió el ingeniero que trabaja en la programación de PLC y computadoras que se usan para controlar motores y el cerebro de las máquinas que se utilizan en en las líneas de producción para ensamblar productos en Mondragón Assembly.

El regreso de Jorge Torres Hernández a Shangai estaba programado para el 30 de enero, pero las empresas y el gobierno decidieron extender las vacaciones una semana más, por lo que tuvo que extender su estancia en el pueblo de Diana, con quien ya tiene un año de noviazgo.

Cuando revisé vi que mi vuelo había sido cancelado, y al buscar los vuelos desde aquí a Shangai vimos que el aeropuerto local canceló todo los vuelos hasta el 29 de febrero, por lo que vamos a tener que viajar a Taiyuan, otra ciudad cercana y que está a media hora en tren rápido”, nos reveló el ingeniero queretano quien destacó que la empresa en la que trabaja está muy pendiente él: “Están atentos, debemos llenar un formulario diario donde explicamos qué hacemos, qué comemos, con quién tenemos contacto, cuestionario que también nos solicita diariamente el gobierno”.

Jorge comparte su emoción la cual apunta a la preocupación. “Al día hay 2 mil  o 3 mil infectados y como se han dado los casos, al menos yo sí me siento un poco nervioso, pero  tomando las medidas de precaución, creo que podemos mantenernos fuera de peligro. Estamos tranquilos en casa, viendo alguna serie de televisión”, narra Torres.

En Querétaro su familia se preocupó tan pronto se enteraron de la crisis por el Coronavirus. “Me preguntaron cómo estaba y les daba detalles, sí se preocupan allá, pero desde aquí les decimos que estamos bien, eso ayuda a tranquilizarlos”.

En una ciudad cosmopolita y grande como Shangai los mexicanos siempre se acaban encontrando, de hecho Jorge Torres conoce al ingeniero Bertín García, quien también dio la exclusiva al AM de Querétaro el domingo pasado.

Al preguntarle a Jorge si piensa regresar a México, el oriundo de Lomas de Casa Blanca visualiza un futuro en China. “El plan era venir por 5 o 6 meses y en un abrir y cerrar de ojos pasaron dos años, y ahora sí estoy viendo la posibilidad de hacer una vida por acá”, revela así sus planes el joven ingeniero, quien en Shangai además de hallar trabajo también encontró el amor.

El chef queretano, “Bollo” Rodríguez, deleita con su sazón al corazón comercial de Beijing, pero ante la crisis sanitaria por el Coronavirus nos comentó que el flujo de gente al restaurante donde trabaja ha bajado entre el 85 y 90 por ciento.

José Miguel Rodríguez, conocido como “Bollo”, es el Chef principal de El Barrio, restaurante de comida mexicana enclavado en una de las principales zonas comerciales de la capital de China.

Somos de los pocos restaurantes que están abiertos en Beijing, pero la presencia de clientes al restaurante ha bajado entre el 85 y 90 por ciento, con todo y que nos ubicamos en una de las zonas más comerciales de la ciudad, pero ahora parece una zona apocalíptica”, comentó el licenciado en gastronomía, egresado de la Universidad UCO-Mondragón.

“Bollo” ha encontrado afinidades en el gusto gastronómico de los chinos y los mexicanos: “Les gusta mucho la comida mexicana, comen con mucho picante, les agrada bastante el ajo y el maíz les encanta”, comentó Rodríguez.

Sobre los cuidados que tiene que tener una cocina ante una crisis sanitaria “Bollo” dijo que normalmente se tienen medidas de seguridad, pero han reforzado los procesos al manejar los alimentos, ya que cocinan con cubrebocas y se lavan mucho más veces las manos.

El impacto más fuerte que tendrá China por el Coronavirus será el aspecto económico, ya que si la crisis se extiende por más de un mes seguro afectará muchos negocios».

Al final le pedimos que nos dijera cuál era el platillo estelar del restaurante y “Bollo” Rodríguez respondió rápidamente: “El mole rojo con pollo acompañado de arroz con chorizo», dijo.

#QueretanosEnChina

Mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró emergencia internacional ante el brote del nuevo coronavirus 2019-nCov, pero su mayor preocupación es la posibilidad de que el virus se propague a países con sistemas de salud más frágiles.

 

Rodrigo Hernández, quien vive en China desde 2011, narra las afectaciones económicas que están sufriendo en Beijing por el Coronavirus

Rodrigo Hernández Lizardi es un bartender que ejemplifica perfectamente lo que es aventurase en busca de un sueño; el mixólogo nacido en la Ciudad de México, pero como muchos, queretano por adopción, nos cuenta desde Beijing que más allá de las afectaciones a la salud, es en la economía en donde la capital de China se verá más perjudicada.

Nací en el DF y crecí en Querétaro. Llegué a China en el 2011; soy gerente de restaurantes, pero soy barman o gerente de bares y mixólogo. Empecé en Querétaro, de ahí me fui a Cancún, dónde fue una etapa fuerte, de ahí me fui a Argentina, luego me moví a Dubai a trabajar en hoteles y posteriormente a China. Estuve seis años en Shanghái y llevo dos años en Beijing”, nos cuenta el viajero que ha llevado su coctelería por varias partes del mundo.

El mixólogo de 37 años no sabía mucho de China y cuando llegó en 2011 Shanghái estaba experimentando un acelerado crecimiento.

No sabía mucho de China, había escuchado mucho de Hong Kong, que es la puerta de Asia, pero no conocía mucho la verdad. Cuando llegué a Shanghái en 2011 la ciudad estaba creciendo mucho, y tuve la oportunidad de hacer pruebas de tragos para extranjeros principalmente, ya que Shanghái es una ciudad muy cosmopolita”.

Al preguntarle a Rodrigo qué bebida prefieren los mexicanos, el bartender comentó que les gusta mucho el vino, hay mucha cultura por esa bebida, incluso hace unos años viajaban mucho a Francia para aprender de enología.




Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de
/* ]]> */