Jaime Raigosa: Así vive un queretano en China
AM Querétaro

Jaime Raigosa narra la situación de alerta que vive en Shangái


¡Danos un clic en el botón de favorito en Google News!

Más noticias del AM de Querétaro




El diseñador industrial mexicano nos habla sobre la situación que vive en China: Existe una tensa calma y la población previene para evitar coronavirus

Carlos Uriegas

Jaime Raigosa es un diseñador industrial que vive en Shanghái desde hace cuatro años. Cuando aceptó una oferta para diseñar juguetes para adultos, el joven queretano encontró en China una vida nueva, que ya se modifica por la presencia del coronavirus.

Ante el brote de coronavirus, decidí viajar a Vietnam para encontrarme con amigos y esperar a ver qué pasa con el virus; en Shanghái, a donde regresé el 26 de enero, la situación ahora no es tan alarmante, pero sí se ven las calles muy solas, ya que también coincide con el Año Nuevo Chino, y será hasta el 3 de febrero cuando se tendría que retomar la actividad normal, pero muchas empresas están permitiendo que se trabaje desde casa o incluso desde otros países”, nos revela el diseñador de 30 años egresado del Tec de Monterrey.

La gente en China toma previsiones y Jaime asegura que lo que más se está vendiendo son latas, comida no perecedera, tapabocas y preservativos.

“Shanghái es un mundo muy distinto; es una ciudad sumamente ordenada, moderna y extremadamente cosmopolita. Yo tengo amigos de Italia, Colombia, Francia, Alemania, Inglaterra, España, Rusia… Somos un grupo de amigos muy diversos”, nos cuenta  Raigosa, quien además cuenta con una maestría en sistemas de manufactura.

Por ahora, la vida es feliz para Jaime en Shanghái, ciudad en la que, además del éxito profesional, ha encontrado el amor. Ahí conoció a su novia, una chica francesa que trabaja para Inditex, empresa española líder en la fabricación de ropa.

Aquí conocí a mi novia con la que pienso casarme en 2021. De hecho, acabo de estar en Querétaro viendo posibles lugares para la boda, mi novia trabaja para la Inditex. En este momento, está en Francia y ya le avisaron que mejor se quede en Europa y trabaje desde allá”, nos reveló Jaime Raigosa.

Jaime ayuda a desmitificar algunos aspectos de la gastronomía china. “La comida exótica de animales no es muy común. Es más para ocasiones especiales, para aquellos que quieren presumir o mostrarse diferentes. La verdad no están comiendo murciélagos todo el tiempo y lo de comer  insectos es un tema más turístico”, explica el diseñador industrial.

Hasta el 26 de enero, la situación se mantenía segura y Jaime no conoce a nadie que esté enfermo por coronavirus. “Son ciudades con mucha población, así que si se habla de 10 mil enfermos en una población con millones de personas, esta cifra se diluye”, nos cuenta Jaime, quien en Shanghái se comunica en inglés, pero admite que ya sabe algo de chino mandarín básico.

 

Antes de pensar e regresar a Shanghái, Jaime Raigosa tomará mañana un vuelo a Francia para alcanzar a su novia. “Ella tendría que regresar el 10 de febrero a Shanghái, pero hay que ver cómo evolucionan las cosas. A lo mejor se tiene que quedar en Francia y trabajar desde allá,; mi ventaja es que puedo trabajar desde mi computadora”, comunica Jaime antes de colgar la llamada por WhatsApp.

No te pierdas las próximas historias de #QueretanosEnChina.

FOR


“Únete


Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

Newsletter