Avanza cultura terapéutica en México; el reto, fortalecerla

El especialista Juan Carlos García Ramos considera que es más caro mantener un trastorno que acudir con el psicólogo.

¡Dale clic en favoritos de Google News!

Mas noticias del AM en Google



Hay personas que no consideran la cultura terapéutica por pena o vergüenza a mostrarse frágiles, refiere el experto del IMSS Querétaro, Juan Carlos García

Gonzalo Flores

Aunque Juan Carlos García Ramos, psicólogo clínico adscrito al Hospital General 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro, reconoce que la cultura terapéutica ha aumentado para problemas como depresión y ansiedad con el paso de los años, todavía existen personas que no acuden a tratamiento por pena o vergüenza.

“La cultura terapéutica ha ido aumentando, las personas ya identifican y conocen lo que es la psicología y el abordaje que se puede dar en este tipo de servicios. Sin embargo, a pesar de eso también hay gente que no se acerca al servicio por pena o vergüenza por mostrarse de una manera frágil e indefensa de no poder uno mismo resolver los problemas”, comentó García Ramos.

Resaltó que en ocasiones los problemas que se presentan no  pueden ser resueltos por uno mismo. También señaló que hay personas que rechazan el trabajo de la psicología por sus propias creencias.

“Buscan alternativas paliativas y ahí ni modo, no podemos ayudarles, pues la psicología es una ciencia y no una práctica de creencia, pero mientras que la persona crea que la iglesia, la oración, la terapia alternativa, o el chamán o curandero le va a ayudar, va encontrado un ritmo de vida para mantenerlo de esa manera”, indicó el experto.

Otra cuestión que consideró el especialista, es que se cree que la psicología es muy cara para tratarse, “pero creo que cuesta más mantener la enfermedad o el trastorno”.

En el caso de la clínica del IMSS de Querétaro, se tratan en su mayoría las reacciones psicológicas y emocionales que son producto de un padecimiento físico, como cáncer, hipertensión, diabetes, padecimientos crónico degenerativos que implican cirugías, pero también otro tipo de trastornos y problemáticas que tienen que ver con depresión, con ansiedad, con trastornos del desarrollo de aprendizaje, trastornos de conducta, problemáticas de pareja y comportamientos que tengan que ver con actitudes autodestructiva.

“Los diagnósticos que más predominan (entre los pacientes de la clínica) son dos, que son la depresión y ansiedad. Las ansiedades (se encuentran) por encima de la depresión, que tienen que ver con la dificultad de adaptarse a un entorno social, para desarrollar sus habilidades y que de pronto le llevan a ser una persona introvertida, callada o temerosa un poco por sus propias características personales o por la cuestión social que se vive actualmente”, añadió.

García Ramos indicó que otro factor que influye en la depresión puede ser el duelo de la pérdida de alguna persona cercana, ya sea por enfermedad, accidente o la injerencia del crimen organizado.

Resaltó que a nivel infantil también se presentan esta condición, aunque los niños son los que más asisten a terapias por encima de las niñas; a nivel adolescente ya son más mujeres que hombres. En el caso de adulto, las atenciones ya se presentan por igual, sobre todo una gran cantidad de adultos mayores

La depresión y sus características

La depresión es un trastorno frecuente en todo el mundo, y se calcula que afecta a más de 300 millones de personas. Puede convertirse en un problema de salud serio, especialmente cuando es de larga duración e intensidad moderada a grave. Puede causar gran sufrimiento y alterar las actividades laborales, escolares y familiares.

De acuerdo con la estadística del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) denominada ‘Integrantes del hogar de siete años y más por Entidad federativa, Periodo, Sexo y Condición de sentimientos de depresión’, en 2017, último año registrado, el 22.3 por ciento de los queretanos se ha sentido deprimido en algún momento de su vida.

Cada 13 de enero se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra la Depresión, con la finalidad de reconocer y crear conciencia sobre esta enfermedad y sus consecuencias.

Se considera que una persona tiene depresión si tiene alguno de los dos primeros síntomas de sensaciones como sentir tristeza, desgano o con sentimiento de vacío; pérdida de interés por las cosas que antes se disfrutaban; problemas de apetito, es decir, comer mucho o  no tener  hambre; dificultad para dormir, ya sea insomnio o exceso de sueño; experimentar lentitud en los movimientos, sentir el cuerpo pesado o sentir intranquilidad; sentir apatía, fatiga o poca energía; sentimientos de culpa, impotencia o inutilidad; dificultad para concentrarse; pensar mucho en la muerte.

La depresión puede presentarse junto con otras enfermedades como ansiedad, abuso de alcohol y drogas, diabetes, problemas cardiovasculares, cáncer, entre otras enfermedades físicas.

La Organización Mundial de la Salud considera que al menos 56 por ciento de las personas que padecen depresión no se tratan adecuadamente.

LRR




Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de
/* ]]> */