¿Y la obra pública federal?: Raúl Lorea

Foto: Archivo

¡Dale clic en favoritos de Google News!

Síguenos en Google News



Durante los años que trabajé en la Administración pública estatal y municipal tuve oportunidad de conocer los procesos de gestión de recurso para obra pública

Raúl Lorea

Me tocó el último trienio de la Administración de Felipe Calderón y un poco más de la primera mitad de la de Enrique Peña. En ambos casos, fui parte del proceso técnico de integración de los expedientes que darían soporte a las solicitudes de recurso federal.

En noviembre de 2012, la incertidumbre se apoderó de muchos burócratas federales, pues los cambios en el personal no tardarían en suceder una vez que comenzara operaciones la Administración entrante.

Lo mismo sucede con los programas federales: cada presidente y su equipo pueden deshacer o modificar los programas de acuerdo con la visión que tengan para el rumbo de su sexenio. Es así como, en su momento el Programa Nacional de Solidaridad de Carlos Salinas, se transformó en Progresa con Ernesto Zedillo, después en Oportunidades con Vicente Fox, continuando con Felipe Calderón para finalmente convertirse en Prospera’con Enrique Peña.

Lo mismo pasa con las dependencias federales, en las que cada una de ellas tiene diferentes programas según sus objetivos particulares. En su momento fui testigo de la aplicación de recursos de la extinta Sedesol (hoy Bienestar), de la SCT, Conagua, Conaculta, CDI (hoy INPI) y Conade. Con el cambio de la Administración actual, la Presidencia de la República busca transmitir austeridad y mesura en la aplicación de recursos, sin embargo, en lo que a Querétaro concierne, la inversión federal se volvió mínima.

Basta echar un vistazo al sitio web ‘CompraNet’ donde la búsqueda arroja 43 resultados, de los cuales nueve son de adquisiciones (compras de materiales y equipo), ocho son de servicios y 26 de obra pública únicamente de SCT y Capufe.

Querétaro es un pequeño ejemplo de lo que sucede a nivel nacional, donde el recurso federal era notorio mientras que ahora se está aplicando de otra manera, lo cual no es malo pero ha frenado al sector de la construcción, por lo que entre contratistas se dice “hay poca chamba”.

Si sólo dos dependencias federales están ejerciendo recurso surge una pregunta: ¿cuándo se aplicará el recurso de las demás dependencias?




Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de




/* ]]> */