Foto: Archivo.

Fiscalía del Estado, altamente confiable: México Evalúa



La entidad se ubica en quinto lugar y supera la media nacional en la información sobre el delito de homicidio en el documento ‘Fallas de origen 2019: Índice de Confiabilidad de la Estadística Criminal’

Gonzalo Flores

La Fiscalía General del Estado de Querétaro destacó una vez más a nivel nacional, al ser reconocida por el Centro de Investigación ‘México Evalúa’ y colocar al estado entre las cinco mejores entidades en materia de confiabilidad de la información sobre el delito de homicidio.

Este órgano estatal, supera incluso con sus números, la media de todo el país que se mantiene en 7.62 puntos, mientras que la FGEQ presenta una calificación de 9.18, tan sólo detrás de Colima (9.57), Aguascalientes (9.36), Zacatecas (9.19) y Coahuila (9.19) para ocupar el quinto lugar.

El documento ‘Fallas de origen 2019: Índice de Confiabilidad de la Estadística Criminal (ICEC)’ muestra amplias diferencias entre las entidades mejor y peor evaluadas.

En lo que se refiere a la calidad de datos Querétaro, obtiene la puntuación más alta entre todas las entidades. Entre 2009 y 2018 el Inegi registró mil 103 defunciones por homicidio, mientras que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) reportó mil 005 carpetas de investigación por homicidio doloso.

El periodo que registra el mayor número de anomalías en la serie de homicidios culposos es de 1997-1999. Fuera de este periodo, Querétaro presenta únicamente picos aislados en diciembre de 2001 y en diciembre de 2006.

Además, el término de error de la regresión para Querétaro es positivo y se encuentra cercano a cero (a una distancia menor a una desviación estándar), de modo que no se sospecha una reclasificación de delitos.

Los mejor evaluados son Colima, Aguascalientes, Zacatecas, Coahuila, Querétaro y Sonora. Estas seis entidades federativas lograron alcanzar un valor del índice superior a nueve. Todas ellas salen bien evaluadas en los cuatro componentes del índice:

1) Los datos de homicidios dolosos que reportan a través de los ministerios públicos no difieren demasiado de los publicados por el Inegi.

2) El número de meses en los cuales los homicidios culposos presentan picos o valores atípicos por encima del techo de oscilación es bastante bajo en comparación con las otras entidades federativas.

3) Las correlaciones parciales son bastante bajas, mostrando la poca o nula asociación que tienen los homicidios culposos y los homicidios dolosos ocurridos en la respectiva entidad.

4) El análisis de regresiones revela que el término de error se encuentra cercano a cero, lo cual es lo que se puede esperar cuando no actúan los incentivos para manipular o reportar mal las cifras de homicidios culposos.

Las entidades que salen peor evaluadas son el Estado de México, Hidalgo, Michoacán, Oaxaca, Baja California y Veracruz. El Estado de México, Hidalgo y Michoacán no alcanzan los seis puntos en el índice y son los focos rojos del análisis.

El documento consigna que los homicidios culposos, por su carácter accidental, no deberían presentar picos súbitos, cambios de tendencia al alza, incrementos y decrementos en forma de cima o saltos de nivel sospechosos.

Por este motivo, llama la atención el gran número de entidades federativas que muestran comportamientos extraños o atípicos en sus homicidios culposos y Querétaro se encuentra entre los estados que presentan picos súbitos junto a Aguascalientes, Campeche, Chihuahua, Sinaloa y San Luis Potosí.

Guanajuato y Tabasco presentan cambio de tendencia; Chiapas, Michoacán, Morelos, Quintana Roo y Yucatán presentan cambios en forma de montaña y en salto de nivel se encuentran Durango, Hidalgo, Jalisco, México, Nayarit, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz. A Baja California y Oaxaca se les considera casos especiales.

Entre los problemas que se presentan en las series de homicidios culposos, el menos grave es acaso el de los picos súbitos. Este tipo de picos está presente en varias entidades, pero suele ser de corta duración. De cualquier forma, es aconsejable hacer investigación de campo para esclarecer a qué se debieron dichos picos, como el caso de Querétaro.

El ICEC detectó que los focos rojos están instalados en ocho entidades: Puebla, Tabasco, Veracruz, Baja California, Oaxaca, Michoacán, Hidalgo y el Estado de México.

De igual forma, la valoración de las prácticas actuales nos permitirá conocer qué hay detrás de los casos de éxito. El ICEC detectó 10 casos con resultados notables. Colima, Aguascalientes, Zacatecas, Coahuila, Querétaro, Sonora, Nuevo León, Yucatán y San Luis Potosí son entidades que merecen un escrutinio detallado, de acuerdo al documento de México Evalúa.

México Evalúa diseñó un instrumento periódico que ayude a identificar y a calificar problemas en la forma en que las entidades de la República están reportando la incidencia criminal, en específico, los datos sobre homicidios intencionales, por lo que el Índice de Confiabilidad de la Estadística Criminal está llamado a convertirse en una herramienta anual que le permita a ciudadanos y tomadores de decisiones detectar los retos que tienen las entidades para generar datos oficiales de calidad.





Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de
/* ]]> */