AM Querétaro


Foto: Isaac Muñoz

Querétaro vive la pasión de Cristo


 Regístrate al newsletter     ¿Algo que decir? Hazlo ahora


Con el esfuerzo de casi 200 personas, se realizó el tradicional Viacrucis desde la Plaza San Pedro hasta el Cerro del Bautisterio

Gonzalo Flores 

En total, desde el pasado Domingo de Ramos y en conjunto con las actividades de jueves y viernes Santos, fueron representadas 18 escenas bíblicas por los integrantes del grupo de actores Tribunales de Jesús, que desde hace 57 años de forma ininterrumpida, hacen que cobre vida la representación de la pasión y muerte de Jesucristo.

Foto: Isaac Muñoz

Tradición en La Cañada que por primera vez se realizó en 1865, y que tras una larga pausa posteriormente fue retomada en 1962 hasta la actualidad, que además se lleva a cabo gracias a la participación y esfuerzo de casi 200 personas entre actores y staff de organizadores, todos originarios de esta zona de la ciudad.

Esfuerzo y testimonio de fe que atrajo a más de 20 mil personas a lo largo de la avenida Emiliano Zapata y hasta el Cerro del Bautisterio, para presenciar la representación del juicio y los últimos momentos con vida de Jesucristo.

Ayer, viernes Santo, se retomaron las escenificaciones. A las 10:40 horas se realizó el desfile inicial, encabezado por hombres y mujeres jóvenes que marcaban el ritmo de la marcha con su tambor. Después los soldados con el prisionero Jesús, los 12 discípulos, María y Maria Magdalena, así como todos los protagonistas de esta representación, perfectamente ataviados y adentrados en sus respectivos personajes.

Foto: Isaac Muñoz

En punto de las 11:00 horas, frente al escenario de la plaza San Pedro, poco a poco se fueron congregando los cientos de asistentes para vivir una de las representaciones que es reconocida a nivel nacional por su dedicación y ejecución.
Primero, Jesús fue llevado a juicio frente a Anás, después frente a Caifás y el Consejo de Fariseos, en el escenario de la plaza; después frente a Poncio Pilatos, que lo envía con el rey Herodes, para regresar finalmente con Poncio Pilatos, escenas que se recrearon en los dos escenarios ubicados sobre la avenida Emiliano Zapata, donde cada vez fueron arribando más personas y familias que no querían perder detalle de los momentos bíblicos.

Niños y niñas sobre los hombros de sus padres, vecinos que desde las azoteas de sus casas trataban de no perder detalle del Viacrucis, fueron de los lugares privilegiados para observar el juicio de Jesús. También los que se ubicaban bajo árboles, y permanecieron en sombra mientras avanzaron los minutos. Al fondo, en la cima del Cerro del Bautisterio, ya se ven personas que observan a lo lejos.

Entre el fin del juicio y el inicio del recorrido, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de El Marqués, Javier Cortés, señaló que hasta el momento se contabilizaban 13 mil 500 personas en esta celebración; sin embargo, el número creció por todos los fieles que acompañaron en la calle y se sumaron en la subida al Cerro del Bautisterio, por lo que organizadores consideraron que asistieron más de 25 mil personas.

Se desplegaron más de 200 elementos entre policías municipales, de Movilidad, policía estatal y personal de Protección Civil, los que resguardaron las inmediaciones en la plaza principal de El Marqués.

Foto: Isaac Muñoz

Alrededor de las 13:30 horas, comenzó el recorrido de Jesucristo al Clavario. La mayoría de los asistentes avanzaron junto al nazareno quien ya llevaba en sus hombros la cruz de casi 100 kilos, azotado por los soldados romanos.

Fueron dos kilómetros los que el contingente avanzó y subió en el que se representaron también las diversas estaciones donde se incluyeron las tres caídas de Jesús.

En la cima del Cerro del Bautisterio ya esperaban más feligreses que buscaban contar con el mejor ángulo para captar la llegada de Jesús a lugar de su crucifixión. Sin embargo, cuando arribó el contingente fueron tantas las personas, que se cubrió por completo la superficie frente a la cruz.

Silencio y respeto total para la última escena, cuando Jesús es levantado en su cruz, junto a dos ladrones, donde ofrece las últimas palabras, donde recibe el corte de una lanza y donde lanza su último suspiro. Jesús murió en la cruz y después fue sepultado. Desde hace 57 años consecutivos, en La Cañada, con gran dedicación y empeño, así conmemoran este hecho ante miles de fieles, como una muestra de fe y arraigo de las tradiciones queretanas.



“Heroes


Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

Publicidad

Publicidad

Advertisement

/* ]]> */