AM Querétaro

Dafne McPherson salió con la frente en alto

Foto: Yarhim Jiménez

¡Danos un clic en el botón de favorito en Google News!

Más noticias del AM de Querétaro




La liberación de Dafne, que pasó tres años en la cárcel acusada injustamente de homicidio calificado en perjuicio de su hija, es un precedente a nivel nacional para que se juzgue con perspectiva de género

Roxana Romero

Dafne McPherson ya no dormirá en prisión. Tampoco volverá a probar comida de la cárcel. Pasaron tres años para comprobar que la Fiscalía General del Estado estaba equivocada, que no hubo perspectiva de género, que no fue la responsable de la muerte de su hija recién nacida, que no sabía que estaba embarazada y la mala atención recibida la tarde del 17 de febrero de 2015 que pudo causarle la muerte.

La Dafne que tenía miedo de hablar frente a una cámara desapareció cuando aceptó no ser la responsable, porque incluso llegó a pensar que lo ocurrido aquél día en el baño de Liverpool de San Juan del Río fue su culpa. La Dafne que ahora habla con toda seguridad frente a los medios renació en el intento de demostrar, desde prisión, que solo fue una víctima más del “pésimo” sistema de procuración de justicia del estado. Ayer lo logró y salió con la frente en alto.

En la última parte de la audiencia de reposición de su juicio, que el juez Alejandro León Guerrero extendió por tres días, Dafne decidió portar el atuendo que su madre, Edna Veloz, le llevó apresurada: un vestido negro con blanco y unas zapatillas de charol, cuyo tacón de 10 centímetros la hacían apenas un poco más alta que su hija Lía, a quien nunca vio durante el tiempo que estuvo encarcelada.

Cuando el juez leyó su fallo, Dafne preguntó a su abogado David Peña qué era lo que pasaba, todavía no lograba entender si lo que escuchaba era a su favor. León Guerrero comenzó con el antecedente del caso, la versión de la Fiscalía: que el 17 de febrero de 2015, Dafne fue al baño tras un fuerte cólico y tuvo un parto precipitado, que una compañera de trabajo dijo que vio la sangre en el piso y a McPherson limpiar el suelo con papel y le comentó que solo era la toalla sanitaria, que la testigo escuchó llantos de un bebé y que Dafne jaló la palanca del inodoro.

Leyó que la primera testigo avisó a la encargada de vigilancia de la tienda Liverpool, quien aseguró que Dafne se encerró en el tercer cubículo del baño y cuando abrieron la puerta vieron que en la taza había una bebé que murió por asfixia y la afectada se negaba a ser atendida. Explicó que Dafne recibió atención de la enfermera de la tienda y, después de varios minutos, de los paramédicos de la empresa ‘Ambulancias BEYEN’. Por eso, la Fiscalía la acusó de actuar con dolo al no dar atención a su hija. Ese día, después de casi dos horas, Dafne fue trasladada al hospital en calidad de detenida y custodiada por la Policía Municipal. En su primer juicio, fue sentenciada a 16 años de prisión por el delito de homicidio calificado en agravio de la recién nacida.

La historia de Dafne trascendió a nivel nacional y llegó al Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social. La abogada Karla Micheel Salas, junto con David Peña, tomaron el caso. Rescataron algunas irregularidades que no se tomaron en cuenta durante el primer juicio: la falta de perspectiva de género, el tiempo que tardaron en darle atención médica, demostrar que no sabía que estaba embarazada y que la sorpresa de enterarse que iba a ser madre, el desgarre perianal y la pérdida de sangre le causaron un shock que la congeló, una reacción muy parecida a la de su madre en situaciones difíciles, según informó el psiquiatra Emmanuel Santos Narváez, testigo presentado por la defensa.

Micheel Salas y David Peña se encargaron de demostrar, con pruebas científicas, que es posible que Dafne no supiera que estaba embarazada. Confirmaron que el tiempo que tardaron en dar atención a la bebé y a Dafne, de casi dos horas, fue lo que pudo causar la muerte de la recién nacida.

Durante la audiencia, el juez confirmó todas las pruebas presentadas por la defensa de Dafne y que las aportadas por la Fiscalía no estaban sustentadas, por lo que declaró la libertad de Dafne. Su defensa informó que interpondrá una denuncia contra la Fiscalía y la tienda Liverpool para la reparación del daño. Además, exigieron una disculpa pública para Dafne, sus padres y su hija.

La madrugada de hoy Dafne durmió en su casa, acompañada de sus padres y su hija. La mujer que tuvo que pasar tres años en la cárcel y que perdió el miedo a hablar frente a las cámaras, ahora lo hace con el propósito de decirle a todas las mujeres que están encarceladas injustamente que no pierdan la fe, que la verdad siempre sale a la luz.


Agréganos en Telegram


Suscribete
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
bayan escort mersin escort diyarbakır escort elazığ escort hatay escort