AM Querétaro

Foto: Archivo.

Existe desabasto de vacuna contra la hepatitis

Por favor, da clic en el botón favorito de Google News



Durante la última semana del año pasado, hubo nueve casos de contagio de hepatitis C –siete hombres y dos mujeres.

Roxana Romero

El titular de la Secretaría de Salud en el estado, Julio César Ramírez Argüello, informó que existe un desabasto de la vacuna contra la hepatitis, por lo que cuidan las dosis que tienen.

Foto: Archivo.

De acuerdo con datos del último Boletín Epidemiológico Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, emitido por la Secretaría de Salud a nivel nacional, durante la semana 52 (del 23 al 29 de diciembre de 2018), hubo 99 casos de pacientes con hepatitis tipo A, B y C.

Validan a telesecundaria ‘Luis Vega y Monroy’ como promotora de salud

“Hay desabasto (de la vacuna) a nivel nacional, incluso mundial. Entonces, aunque queramos comprar por otro lado no se puede porque no hay. Hay algunas dosis que estamos priorizando a quién se le va a aplicar la vacuna, sobre todo entre con factores de riesgo”,

El funcionario dijo que desconoce cuántas dosis necesitan para que no exista un déficit, pero explicó que cuando la requieren, hacen el requerimiento a la Ciudad de México y el pedido llega de acuerdo como las pidan.

El Boletín Epidemiológico señala que durante la semana 52, el número de casos de pacientes con hepatitis A fue de 84, de los cuales 48 fueron hombres y 36 mujeres. La cifra fue menor a los pacientes atendidos durante el mismo periodo de 2017, cuando se reportaron 269 casos.

Acerca de la hepatitis tipo B, la secretaría de Salud reportó que durante la semana 52 de 2018 hubo seis casos, todos de hombres, mientras que en el mismo periodo de 2017 fueron siete.

Durante la última semana del año pasado, hubo nueve casos de contagio de hepatitis C –siete hombres y dos mujeres–. En 2017 la cifra fue la misma.

La hepatitis es una enfermedad que provoca la inflamación del hígado, generalmente causada por una infección viral. Existen muchos tipos de virus, pero los más comunes son A, B, C, D, y E.

¿Cómo saber si un juguete es dañino para los niños?

Los tipos A y E pueden contagiarse con alimentos o agua que estén contaminados. Los tipos B, C y D mediante el contacto con sangre o fluidos corporales infectados, como puede ser contacto sexual no protegido, transfusiones sanguíneas o procedimientos invasivos con equipos contaminados. Los tipos B y C producen padecimiento cónico.

Aunque a veces es asintomática, puede producir coloración amarillenta de los ojos y la piel, orina oscura, cansancio intenso, vómitos y náuseas.

Puede prevenirse al evitar consumir alimentos y bebidas si se desconoce su preparación, uso del condón, lavarse las manos antes de cocinar y después de ir al baño, no compartir objetos personales como rastrillos, cepillo de dientes.


“Paul



“TEDx
. .

Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de




/* ]]> */