Las plataformas digitales y la música: Julieta Díaz

şişli escort bayan Escort Paris porn tube porno porn porno amateur

dubai escort berlin escorts sex hikayeleri seks hikayeleri porno izmir escort Bursa escort Ankara escort Antalya escort Eskişehir escort Konya escort Kayseri escort İzmit escort Alanya escort Kocaeli escort Kuşadası escort Gaziantep escort Malatya escort Diyarbakır escort Denizli escort Samsun escort Adana escort Bodrum escort
Nuestras Redes Sociales

Opinión

Las plataformas digitales y la música: Julieta Díaz

Publicado

el

La música ha sido definida como el arte más elevado, como una de las manifestaciones más antiguas de los humanos y como una necesidad

Julieta Díaz Barrón/Directora Regional del Departamento de Medios y Cultura Digital. Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro.

La música ha sido definida como el arte más elevado, como una de las manifestaciones más antiguas de los humanos y como una necesidad. Casi todos tenemos una idea concreta de lo que entendemos por música. Por eso vale la pena hablar de un fenómeno de estos tiempos: cómo está cambiando su naturaleza en la era del streaming digital.

Y es que con las nuevas maneras de monetización, quizás este cambio es irreversible. En Spotify se considera a partir del segundo 30 que ya se ha hecho oficialmente un “play”; menos segundos y no se contabiliza. Resultado: las y los músicos se esfuerzan entonces por crear estructuras musicales que antes de los 30 segundos lleguen al coro, a la parte que hará que miles queramos ir tarareando y tenerla con nosotros: comprarla.

Otro ejemplo es el uso del “puente”. Con la aparición de TikTok y su minuto de eficiencia audiovisual, diversos artistas están creando composiciones que sus fans pueden convertir en videoclips útiles, con una narrativa auditiva entretenida. Varios han confesado que sí, que al escribir su canción pensaron cómo querían que su canción fuese usada en TikTok.

Esto ha generado economías inmensas. Se ha abierto un mercado de la música que está cambiando la manera en la que escuchábamos y disfrutábamos de sonidos para experimentar sentimientos. ¿Esto cambiará entonces también el mundo de los sentimientos? Necesitamos a muchos músicos con talento para que nos sigan proponiendo y creando estas nuevas maneras de vivir y sentir.

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER
Recíbelo en tu correo todos los días por las mañanas.
Debes confirmar el correo que te enviaremos para recibir las noticias.
No olvides revisar tu buzón de SPAM.

Comenta con Facebook

Advertisement


Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Manoseando al León: Hugo Lora

Publicado

el

Manoseando al León: Hugo Lora

Lo sucedido la semana anterior es una señal clara de que el Ejecutivo, por medio de la Fiscalía General “autónoma”, quiere meter las manos hasta los codos en la elección a la gubernatura (más…)

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER
Recíbelo en tu correo todos los días por las mañanas.
Debes confirmar el correo que te enviaremos para recibir las noticias.
No olvides revisar tu buzón de SPAM.

Comenta con Facebook

Continue Reading

Opinión

Las postrimerías de la campaña: Javier Esquivel

Publicado

el

Nada está escrito durante las campañas electorales en Querétaro: Javier Esquivel

Muchas de las actividades de ‘marketing’ de campaña tradicional han llegado a su fin. (más…)

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER
Recíbelo en tu correo todos los días por las mañanas.
Debes confirmar el correo que te enviaremos para recibir las noticias.
No olvides revisar tu buzón de SPAM.

Comenta con Facebook

Continue Reading

Opinión

El entretenólogo

Publicado

el

Por: M. en A.D. Lisandro. A. Meza De los Cobos

Coordinador Licenciatura en Dirección de Empresas. Universidad Anáhuac

 

Despierto de madrugada en mi humilde morada, 9 de mayo del año 2021, siento un tambaleo fuerte en mis extremidades inferiores; bajo de la alcoba rumbo a la cocina para pararme un pequeño desayuno, busco en la alacena unos pedazos de pan de centeno, abro con mi mano derecha el refrigerador para tomar la mantequilla típica de la región, sin sal; indago entre los anaqueles de la cocina unos buenos y finos fideos de chocolate; lleno la tetera metálica con agua de grifo y la dejo calentar; camino rumbo a la mesa de centro y empiezo a preparar mi “hagelslad”; escucho a lo lejos el silbido típico del agua hirviendo y abro el segundo cajón del lado inferior izquierdo y tomo entre mis dedos dos sobres de infusión de té negro; regreso, tomo asiento, comienzo a desayunar y reflexiono.

Subo apresurado a la recámara para preparar mi maleta de trabajo, me coloco una sudadera verde y unos shorts y calcetas de color negro; salgo apresurado de la casa, pues el tiempo apremia y tengo que llegar a lo que hoy en día considero el trabajo más frustrante de toda mi existencia.

Llego a la oficina, veo a mis compañeros algo nerviosos, trato de hacerme el fuerte e incentivarlos a dejar a un lado la presión y concentrarse en la prueba que enfrentaremos en unos minutos; estoy aterrado por dentro, siento un palpitar muy fuerte dentro de mi corazón que en ocasiones me ensordece y por otros no me deja respirar; percibo a lo lejos del túnel un aroma familiar, a césped recién cortado y escucho a la multitud enardecía cantar su himno inicial.

Comienza el encuentro y el silbatazo inicial me hace olvidar que tengo 37 años de edad, más de 7 meses y 25 días lesionado, que fui un jugador estelar en varios equipos considerados los más importantes del continente europeo, seleccionado de mi honorable nación y solamente me entrego a aquello que me apasiona; el golpear zurdo de un balón.

Concluye la partida y afortunadamente los demonios del pasado lastimoso se esfumaron, pues tengo la fortuna de dar dos asistencias a gol y así ayudar a la victoria de mi escuadra, con un contundente 4-0; me congratulan con el reconocimiento al MVP del día; regreso a los vestidores, tomo un par de entrevistas y no puedo evitar ponerme a llorar; tomo mi pequeña maleta y la coloco sobre mi espalda, salgo del majestuoso escenario futbolístico, subo a mi bicicleta pedaleando camino mi apacible, lindo y dulce hogar.

Esta es la historia que me figuro, vivió el astro futbolista holandés Arjen Robben, quien después de pasar largo tiempo inactivo del futbol internacional, derivado de múltiples decisiones personales y otras que involucraban su integridad física (lesiones), regresó a sus 37 años de edad y como verdadero “crack” al balompié internacional, vistiendo la camiseta del equipo del Groningen en su enfrentamiento contra la escuadra del Emmen en la jornada 32 del Eredivise.

La entrega completa a una pasión, siempre será la respuesta idónea, ante cualquier frustración.

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER
Recíbelo en tu correo todos los días por las mañanas.
Debes confirmar el correo que te enviaremos para recibir las noticias.
No olvides revisar tu buzón de SPAM.

Comenta con Facebook

Continue Reading

Opinión

El rey López Obrador: Diego Fonseca

Publicado

el

AMLO parece haberse convertido en esos monarcas aislados que no soportan que la realidad imponga límites a su divino deseo

(más…)

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER
Recíbelo en tu correo todos los días por las mañanas.
Debes confirmar el correo que te enviaremos para recibir las noticias.
No olvides revisar tu buzón de SPAM.

Comenta con Facebook

Continue Reading

Opinión

Mercado de suelo e intervención pública: Consejo Ciudadano de Urbanismo

Publicado

el

Consejo Ciudadano de Urbanismo

Debido a su costo, es difícil que un propietario esté dispuesto a ceder gratuitamente sus terrenos para la construcción de una calle o un área verde

(más…)

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER
Recíbelo en tu correo todos los días por las mañanas.
Debes confirmar el correo que te enviaremos para recibir las noticias.
No olvides revisar tu buzón de SPAM.

Comenta con Facebook

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Trending

Advertisement

Advertisement

ENTÉRATE

Copyright © 2021 Grupo SII Comunicaciones es propietaria de las marcas: AM de Querétaro, Perfiles, VSD! y Pulso Político. Teléfono: (442)2919900 I Publicidad: publicidad@amqueretaro.com I Domicilio: Av. Constituyentes 109 int. 11, Colonia Carretas. C.P. 76050. Santiago de Querétaro. Qro.