AM Querétaro

Coronavirus: economía de guerra y solidaridad: Abel Mejía

Coronavirus: economía de guerra y solidaridad: Abel Mejía
Foto: Especial. Coronavirus: economía de guerra y solidaridad: Abel Mejía

¡Danos un clic en el botón de favorito en Google News!

Más noticias del AM de Querétaro




Estimada audiencia, grábense bien estos dos conceptos porque son los que nos pueden ayudar a sobrevivir al coronavirus.  Empecemos con definiciones rápidas como corolario

Abel Mejía

Estimada audiencia, grábense bien estos dos conceptos porque son los que nos pueden ayudar a sobrevivir al Coronavirus.

Empecemos con definiciones rápidas como corolario… La economía de guerra es la serie de actos jurídicos y estrategias económicas que se aplican en un país en momentos de crisis extraordinarias, incluyendo, pero no limitado a, conflictos armados, y que tiene por objetivo conservar la salud de la población, el orden social y jurídico, las actividades económicas esenciales y garantizar la existencia del estado en sí.

La solidaridad es la adhesión o apoyo incondicional de un grupo de personas a causas o intereses ajenos, especialmente en situaciones comprometidas o difíciles.

Nos guste o no, el país tendrá que entrar en modalidad de economía de guerra para sobrevivir y recuperarnos de esta pandemia.

Ya en otros países, E.U.A., Francia, Canadá y España, estamos viendo algunas de estas medidas: estímulos de trillones de dólares, transferencias de emergencia a los sectores de la población más vulnerables (aquellos que tienen enfermedades agudas, que perderán su trabajo o que no pueden trabajar), préstamos inmediatos a medianas y pequeñas empresas para sufragar gastos inmediatos, reorientación de las actividades productivas del sector privado y del uso de recursos por parte de la misma, realineamiento de normas y requerimientos laborales, restricciones a diversas libertades civiles, particularmente a las de libre circulación y asociación, etcétera.

El estado mexicano tendrá, a regañadientes posiblemente, que implementar las mismas tarde que temprano y ser disciplinado en su aplicación.

Estará en nosotros como sociedad apoyar al gobierno en la aplicación de estas medidas, siempre y cuando sea claro que las mismas:

  • (i) no presentan violaciones graves y perpetuas a nuestros derechos fundamentales.
  • (ii) están enfocadas a combatir el COVID-19.
  • (iii) no obedecen a intereses políticos ni buscan beneficiar a grupos de interés particulares.

Ahora bien, aún y cuando se aplicasen a perfección las medidas antes descritas, no habría manera de que el estado mexicano pudiera por sí mismo atender a todas las necesidades que tendrá la población más vulnerable en los momentos más álgidos de propagación e infección del COVID19.

¿Por qué? Pues porque tristemente estamos en un país con 52 millones de pobres, donde 25 millones no tienen ni luz ni agua, donde 71 millones no tienen ningún acceso a la seguridad social. Simplemente el estado mexicano, ni de lejos, tiene ni los recursos financieros ni la infraestructura para llegar a todos ellos y apoyarlos adecuadamente.

Es ahí donde debe de entrar la solidaridad de los mexicanos, particularmente de las clases alta y media alta.  Para los más vulnerables, esta crisis se puede convertir en una trágica decisión entre morir de coronavirus o morir de hambre, está en los demás evitar esto.  ¿Qué hacer? Aquí les van algunos ejemplos… hagamos hasta lo imposible por no despedir a nuestros empleados, adelantemos pagos a nuestros prestadores de servicios formales a informales, seamos infinitamente más generosos con los indigentes y quienes viven al día, comprémosle a los pequeños comerciantes más y más seguido, no cortemos el apoyo a las organizaciones civiles que atienden a estos grupos, extendamos nuestros cuidados de higiene a quienes por necesidad, obligación o compromiso tienen que seguir trabajando y exponiéndose (doctores, policías, trabajadores en farmacias, supermercados, de la basura).

En resumen, las acciones correctas del gobierno serán necesarias, pero no serán suficientes.

Está en nosotros sociedad civil tomar la batuta y llegar a la meta: sobrevivir esta crisis sin perder al país. Es hora de demostrar de que estamos hechos los mexicanos.

Te invito a que me sigas en Twitter @MrMejiaCosenza, abramos el diálogo.


Agréganos en Telegram


Suscribete
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
bayan escort mersin escort diyarbakır escort elazığ escort hatay escort