Jome Ofiz: José Luis Oliva
AM Querétaro

Jome Ofiz: José Luis Oliva

Foto: Unsplash

¡Danos un clic en el botón de favorito en Google News!

Más noticias del AM de Querétaro




Es importante la tecnología; lo es mucho más la mente. Una mente apoyada por un buen funcionamiento del cerebro puede ser productiva en cualquier entorno

José Luis Oliva

La productividad es un territorio de la mente, es una manera de procesar la realidad. ¿La mente está en el cerebro? En esta sencilla pregunta se esconde una profunda discusión que acaba en la existencia de Dios. Pese a lo atractivo de la disertación, enfoquémonos este sábado en cómo ayudar a tu CEREBRO para que tu mente sea productiva en casa.

Es importante la tecnología; lo es mucho más la mente. Una mente apoyada por un buen funcionamiento del cerebro puede ser productiva en cualquier entorno, incluyendo, tal vez el más difícil: el hogar. Sigue sin mayor explicación 11 estrategias cerebrales.

1. Gestiona el cambio. Cambiar tu oficina a casa es un cambio importante, para que no baje tu productividad, sino que aumente. Analiza detallada y cuidadosamente todos los aspectos logísticos y físicos.

2. Lugar. Un lugar exclusivo para el trabajo, no la cama, no la sala, sino un pequeño espacio donde solo trabajes.

3. Olor. Evita olores de comida, de pijama, de baño. Puedes incluso comprar espray especial para lugares de trabajo.

4. Vestimenta. Si trabajas en pijama o en ‘pants’, tu cerebro está en modo vacaciones. Báñate, vístete e incluso arréglate.

5. Horario. Ten un horario de trabajo lo más parecido al que tienes en la oficina, ‘per se’ importante. Además, ayuda a los puntos 6 y 8.

6. Objetivos. Ten objetivos semanales, diarios y horarios. Esto evita que andes divagando y tengas que trabajar ‘horas extras’.

7. Enfócate. NO hagas otra actividad mientras trabajas. Haz UNA sola tarea en un periodo corto (25 minutos), ponte audífonos y pide a quienes están contigo que cuando los tengas puestos no te interrumpan.

8. Visibilidad. Mantente ‘visible’, no trabajes mientras acompañas a tu suegra al doctor. Trabaja todo el tiempo en tu lugar, como si estuvieras en verdadera oficina.

9. Distracciones. Relájate por periodos cortos, cinco minutos después de los 25 y después de cinco bloques (2.5 horas), descansa 15 minutos. No series, no redes sociales, excepto para cuestiones laborales.

10. Comida. NO comas entre comidas, si acaso un ‘lunch’, un bocadillo, pero come a tus horas en el comedor; no confundas a tu cerebro. ‘Pon un candado a tu cocina’.

11. NO TE HAGAS LA VÍCTIMA. NO TE QUEJES.


“Únete


Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

Newsletter