El valor de una mujer: Laura Casados
AM Querétaro

El valor de una mujer: Laura Casados

Foto: Archivo

¡Danos un clic en el botón de favorito en Google News!

Más noticias del AM de Querétaro




El 8 de marzo no fue un día para felicitar, sino más bien para reconocer la lucha y los esfuerzos que se han realizado durante tantos años por los derechos de la mujer

Laura Casados

Si bien es cierto, el valor de una persona se lo da cada uno, pero suele volverse complicado cuando constantemente eres bombardeada por la sociedad por una u otra razón. A lo largo de las experiencias que he vivido, aprendí que mi mayor virtud es el ser mujer y tener una discapacidad. Sin embargo, déjenme decirles que esta combinación no ha sido nada sencilla, ya que ha ameritado vencer muchos obstáculos tanto a nivel personal como social. Las miradas se multiplican, así como los señalamientos, las burlas, el morbo y las malas intenciones.

Desafortunadamente, desde antes de nacer ya se nos está determinando por un color o alguna actividad que se supone deberíamos hacer. Por fortuna, esto ha cambiado a través de los años, pero ¿qué pasa con los roles que tenemos?

Ser mujer: no gozamos de las mismas oportunidades, ya que aparentemente no tenemos la misma fuerza ni habilidad, lo cual nos ha obligado a retar nuestros límites y demostrarnos que sí somos capaces si así lo queremos.

Ser madre: las 24 horas al día, los siete días a la semana sin descanso ni paga, lo cual en muchas ocasiones ni se agradece, ya que se piensa que es obligación y que no cuesta hacer los quehaceres diarios en el hogar.

Ser hermana: No contamos con los mismos privilegios y debemos de esforzarnos el doble para mostrar que podemos lograrlo y ganarnos la confianza de los padres.

Para mí, el haber observado este movimiento tan grande que se dio tanto en las calles como en los diferentes establecimientos me hace sentirme orgullosa de ser mujer y de que finalmente nos estamos uniendo como sociedad y empecemos a prestar atención a las necesidades del otro; en este caso, de nosotras, las mujeres. Gracias a cada uno de los hombres que se están poniendo en nuestro lugar y día a día nos protegen y se unen a la causa. Gracias por marcar esa gran diferencia en nuestras vidas.

Así que no olviden que mujer, madre, hija, nieta, esposa, novia, hermana, no solo se es un día, es momento a momento. Cuando las cosas se hacen entre dos, son mucho mejor y traen muchos mejores resultados.


“Únete


Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

Newsletter