¿Activos para cambiar o presumir?: Seth Pérez
AM Querétaro

¿Activos para cambiar o presumir?: Seth Pérez

Foto: Archivo

¡Danos un clic en el botón de favorito en Google News!

Más noticias del AM de Querétaro




La movilización social siempre será agua fresca para una sociedad que envejece junto con sus instituciones

Seth Pérez

El pasado 8 y 9 de marzo puede ser el inicio de lo que muchos grupos, colectivos, asociaciones y tanto mujeres como hombres de manera individual pedimos: Ni una más. Sin embargo, el activo que deja la movilización como fuerza social ¿será capaz de pasar de las calles a las instituciones? A diferencia de muchas otras protestas, la fuerza social no servirá para presumir músculo, entonces ¿para qué? Esperamos y nos sumamos a ser parte de un cambio.

El miedo es una de las principales causas para callar abusos, malos tratos y hasta delitos. La unión puede ser el gran catalizador para darles luz a las indignantes situaciones que viven las mujeres en muchas instituciones públicas, privadas y hasta en el seno de la familia. Sin embargo, la pregunta para todos quienes apoyamos este cambio es ¿cómo pasar de las calles a transformar la vida diaria?

En redes sociales se pueden observar que muchas personas y en especial los hombres, no comprenden el movimiento. En respuesta observo un reclamo, una crítica con un grado de rudeza, y en algunos casos es entendible que exista hasta el enojo, pero ¿será que no todo mundo comprende o es verdad que quienes están al margen solamente están volteando hacia otro lado? ¿Será una oportunidad para condenarlos o para convencerlos?

Si todo ser humano tiene el grandioso vínculo de ser concebido por una mujer, ¿por qué no ha detonado un cambio de forma rápida y determinante? Algunas autoras y otros conocedores del tema apuntan que existe una forma de ser que está enraizada en la cultura; en actitudes, palabras, formas de convivir que son normalizadas, pero que excluyen o colocan en desventaja a un solo género. Sin embargo, la exclusión también se ejerce a muchos otros grupos sociales, a determinados sectores económicos y muchas minorías.

Me sumo al cambio que se pide y espero que todos podamos construir la sociedad que aspiramos y que podamos sin violencia deconstruir la que hoy fomenta violencia, exclusión y discriminación. Requerimos liderazgos que convoquen a transformar procesos negativos normalizados, a crear nuevos procesos de convivencia, pero en armonía. Ni una más.


“Únete


Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

Newsletter