Para vencer a Trump, hay que anteponer los ideales: Charles M. Blow

Foto: Archivo

¡Danos un clic en el botón de favorito en Google News!

Sigue informándote en con el AM de Querétaro



Los demócratas enfrentan un verdadero dilema: la plantilla actual de candidatos presidenciales de su partido tiene un sinfín de planes y propuestas

Charles M. Blow

Los demócratas enfrentan un verdadero dilema: la plantilla actual de candidatos presidenciales de su partido tiene un sinfín de planes y propuestas, que en teoría es algo bueno, pero los resultados de estas elecciones no se decidirán con base en eso.

Donald Trump ha dividido al electorado en dos campos, aduladores y disidentes, ambos apasionados, ambos perfilados hacia noviembre cual misiles, ambos con un ferviente deseo de destruir a la competencia. Esta elección no se ganará con base en la definición de “Medicare para todos” ni sus mecanismos de financiamiento. No se decidirá con base en quién ofrece educación universitaria gratuita y a quiénes.

El resultado de esta elección dependerá de si el elector ve a Trump como un salvador heroico o un agente de destrucción.

Esta elección gira en torno a preguntas fundamentales sobre los ideales estadounidenses: ¿Deberíamos invitar o aceptar la intervención de países extranjeros en nuestras elecciones? ¿Deberíamos permitir que un presidente obstruya la justicia a todas luces sin enfrentar ninguna consecuencia? ¿Deberíamos separar a los niños inmigrantes de sus padres y encerrarlos en jaulas? ¿Deberíamos tener un presidente que ha alardeado sobre haber agredido a mujeres, haber sobornado a mujeres que aseguran haber tenido relaciones sexuales con él y que ha sido acusado por varias otras mujeres de conducta sexual inapropiada? ¿Acaso Estados Unidos debería tener a un racista en la Casa Blanca?

En mi opinión, estas son las cuestiones que más influirán en los votantes durante la elección. Estados Unidos se está viendo obligado a mirarse en el espejo y definir su identidad.

Me parece que muchos de los candidatos demócratas no están abordando ese conflicto moral básico, sino que se están enfocando en asuntos más generales o están eludiendo el tema por completo.

La estrategia de los candidatos moderados para recuperar el voto de la gente blanca del Medio Oeste es ser suficientemente pusilánimes.




Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de
/* ]]> */