La derrota de Trump en su guerra comercial: Paul Krugman
AM Querétaro

La derrota de Trump en su guerra comercial: Paul Krugman

Foto: Archivo

¡Danos un clic en el botón de favorito en Google News!

Más noticias del AM de Querétaro




Tras una guerra comercial, es muy poco común declarar vencedor a alguien. Sin embargo, algunas veces sí es posible señalar al perdedor

Paul Krugman

En el caso en cuestión, sin duda Donald Trump es el perdedor. Por supuesto, ni él ni su equipo describen así el acuerdo tentativo con China, que para ellos es un triunfo.

Por desgracia, lo cierto es que el Gobierno de Trump no logró casi ninguna de sus metas; en esencia, declaró victoria y enseguida emprendió una rápida retirada. Los chinos están perfectamente al tanto de esto.

Como informó el Times, los funcionarios chinos reaccionaron con “júbilo e incluso incredulidad” ante el éxito de su estrategia de negociación de línea dura. Para comprender qué sucedió, es necesario recordar qué intentaban lograr Trump y su equipo con los aranceles y comparar esos objetivos con lo que ha ocurrido en realidad. Por principio de cuentas, y más que nada, Trump quería reducir el déficit comercial estadounidense.

A pesar de que la opinión casi unánime entre los economistas es que este objetivo no es adecuado, Trump piensa que los países ganan cuando venden más de lo que compran, y nadie va a quitarle esa idea de la cabeza. Así que vale la pena destacar que, en vez de bajar, el déficit ha aumentado durante el mandato de Trump, de 544 mil millones de dólares en 2016 a 691 mil millones de dólares en el ejercicio concluido en octubreEn particular, a Trump le interesaba reducir el déficit comercial en bienes manufacturados; con todo y lo mucho que habla de los “grandes patriotas agricultores”, es evidente que las exportaciones agrícolas no le interesan en lo más mínimo.

El verano pasado, se quejó por la relación comercial de Estados Unidos con Japón y dijo en tono de burla: “Les enviamos trigo. Trigo.

Ese no es un buen acuerdo”. Ahora resulta que, al parecer, tenemos un acuerdo comercial con China cuyo principal elemento es justo la promesa de comprar más productos agrícolas estadounidenses.


“Únete


Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

Newsletter