Las esposas (grilletes) del @GobiernoMX: Carlos Alberto Contró

Foto: Archivo

¡Dale clic en favoritos de Google News!

Mas noticias del AM en Google



Hace tiempo me tocó ver como un ‘sheriff’ llevaba esposado a un individuo. Evidentemente, lo tiene sometido, con una fuerte restricción de movimiento

Carlos Alberto Contró

Hace tiempo me tocó ver como un ‘sheriff’ llevaba esposado a un individuo. Evidentemente, lo tiene sometido, con una fuerte restricción de movimiento, y sin poder maniobrar y hacer movimientos que son estrictamente necesarios cuando se tiene completa libertad.

Tratar de hacer esos movimientos, no solo está limitado por las esposas, sino también por el dolor que infringe el forzar movimientos que vayan más allá del alcance de la cadena que une a este aparato.

Esta analogía la describo porque es exactamente lo que se vive cada día con más frecuencia: el Gobierno de México, encabezado por @lopezobrador_ se encuentra fuertemente esposado.

Una esposa, es la economía, y la otra, la seguridad de los mexicanos. Los movimientos que pueden resultar en más dolor son las estrategias y discursos fallidos que cada día buscan justificar la inacción y falta de resultados, y que no solamente se están haciendo viejos, sino que ya empiezan a hacer llagas en las muñecas del Gobierno, que son los colaboradores cercanos al presidente.

Analicemos lo visto esta semana: No acaban de terminar su discurso acerca que la inseguridad y caos fue ocasionado por los Gobiernos conservadores de antes, y que se estaba empezando a tener las cosas bajo control, cuando tras bambalinas son informados el secretario Durazo y el mismo presidente, de la desgracia que acababa de suceder en Aguilillas, Michoacán: 13 policías emboscados y asesinados.

Apretaron fuerte las esposas, y cuando quisieron hacer movimientos, o, en este caso, la inacción, hirió todavía más: nada fue dicho desde la prácticamente inexistente Secretaría de Comunicación del Gobierno (@ ComGobiernoMx) durante todo el día, en solidaridad o, ya por lo menos, en explicacíon de la noticia que rebotaba por todos los rincones del internet, radio y televisión nacional e internacional.

Pero las esposas vienen en pares, decía, dos ‘sujetadores’, uno para cada muñeca. El otro, que sigue causando dolor y tendiendo a la inacción por falta de encontrar una estrategia válida, es la economía de México.

Ni las juntas semanales con los empresarios más prominentes del país, ni el dicho de “Vamos requetebien” o que ya vamos mejorando, convencen a las distintas instituciones financieras nacionales e internacionales, que, prácticamente, cada semana, aprietan más la esposa, proyectando un menor crecimiento para este año y 2020.

La única forma de liberarse de las esposas es sosegándose, llegar a un lugar donde se pueda argumentar, entender lo sucedido, y buscar enmendar el rumbo. Solo así se evitará que se gangrenen los brazos del país.




Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de
/* ]]> */