Foto: Archivo

Los delirios de Mulán: José Luis Oliva

Querida lectora, grandes son las construcciones que la humanidad ha realizado, pero aún más grandes son las sensaciones colectivas que generan.

Escribir sobre esas grandes construcciones aumenta el caudal de pensamientos en un juego de espejos hermoso y enigmático. Anímese a entrar en este flujo, comparta sus vivencias. Se publican de forma anónima con una ligera edición. Escriba al correo paraqueridaslectoras@gmail.com

La muralla China es la construcción más grande que la humanidad ha realizado, de los más de 23,000 kilómetros originales, quedan en pie casi 9 mil. La altura promedio es de 6 metros y el ancho de la calzada de la cima es de 9 metros también en promedio. 50 millones de personas anualmente la visitan y es para muchos la experiencia histórica más intensa de que hay,  La diversidad es tal que tan solo el transporte va del burro al helicóptero

  1. Mulan y sus delirios. Ya tenía 20 años cuando vi la película “Mulan” de Disney, fui con mi sobrina de 6 años. Me enamoré de China por esa película. He intentado aprender chino, pero no se me da. A mis treinta supe la leyenda de Meng Jiang, me prometí ir a conocer el lugar donde ocurrió la historia. ¡Soy una romántica! Y valió mucho la pena ir, me encanto la muralla china y sus grandes leyendas.
  2. Viajero extremo. Lo conocí en la muralla china, toda “millenial” tiene un mejor amigo “gay”, Richard es el mío. Conoce todo el mundo hace tres viajes al año, pero cada tres años va a la muralla china, dice que es el único lugar donde puede sentirse que el hombre es hijo de Dios. ¡Ya van ocho veces que va! A mí me encanta el paisaje y la sensación de poder que da estar parada ahí en lo alto, no se si hija de Dios pero muy grande si me siento.
  3. Maraton amurallado. Mi afición por los maratones me la contagió mi exmarido, es curioso que ahora el ya no corre y yo ya voy por mi año 15 de correr tres maratones al año. Mi experiencia favorita fue el Gran Maratón de la Muralla China en mayo del 2018. ¡Es inigualable la sensación de poder que da correr encima de la muralla! El paisaje, la altura, el piso, la organización, en fin todo él es único. Para mi hay un antes y un después de ese maratón en mi forma de ver la vida.




Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de


/* ]]> */