Foto: Archivo.

¿Es posible una inteligencia artificial confiable?

Seth Pérez Melesio.

Coordinador académico en el ITAM del diplomado Inteligencia de Negocios y del seminario ‘Datos que transforman: Movilidad, empleo y salud’.

Ante los riesgos, desafíos e incertidumbre que rondan alrededor de la inteligencia artificial (IA), un grupo de expertos planteó algunos elementos mínimos. Empresarios, miembros de la sociedad civil, académicos, funcionarios de diversos gobiernos y líderes sindicales definieron cinco principios básicos y cinco recomendaciones de política pública que podrían ayudar. ¿Serán buenos deseos o verdaderamente directrices aplicables?

En París, el 22 de mayo, 36 países miembros de la OCDE más otros seis firmaron los principios para asegurar que el diseño y desarrollo de los sistemas de IA respeten valores y leyes, con la finalidad de asegurar la seguridad y privacidad de sus usuarios. Estos principios no son jurídicamente vinculantes, pero son guía para crear leyes y normas locales con estos postulados mínimos.

  1. La IA debe estar al servicio de las personas y del planeta, impulsando un crecimiento inclusivo, el desarrollo sostenible y el bienestar.
  2. Deben diseñarse de manera que respeten leyes y derechos universales, permitiendo la intervención humana cuando sea necesario.
  3. Transparencia y divulgación responsable a fin de garantizar que las personas sepan cuándo están interactuando con ellos y puedan oponerse a los resultados de esa interacción.
  4. Han de funcionar con robustez, fiables y seguros durante toda su vida útil, evaluando y gestionando los potenciales riesgos.
  5. Los desarrolladores deberán responder de su correcto funcionamiento en consonancia con los principios precedentes.

Los cinco principios reflejan el estado deseado de la IA. Entre las recomendaciones relevantes están las últimas dos: “Capacitar a las personas con competencias de IA y apoyar a los trabajadores con miras a asegurar una transición equitativa; y cooperar en la puesta en común de información entre países y sectores, desarrollar estándares y asegurar una administración responsable de la IA”.

Será necesario contar con protocolos específicos, herramientas y espacios para evaluar la aplicación de estas políticas y el propio desarrollo de los sistemas de IA, ya que muchos gobiernos carecen de capacidades técnicas en esta materia o sería tardado y costoso obtener este conocimiento. ¿Usted ya está preparado para la IA?.

Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de
/* ]]> */