AM Querétaro

Foto: Archivo

Tengo derecho a un medio ambiente saludable

Por favor, da clic en el botón favorito de Google News



¿En dónde quedó la implementación de las medidas necesarias para la convivencia integral de los ciudadanos como precepto constitucional? México cambiará. La precariedad del agua, la ausencia de paisajes naturales, la calidad del aire en deterioro, flora y fauna en peligro de extinción. ¿Se necesitan más ejemplos?

En vista de la prevalencia de un contexto climático verdaderamente preocupante para nuestro país y para el mundo, se deben priorizar políticas públicas y acciones legislativas en calidad de urgencia. Nuestro planeta lo demanda y no habrá juez que pueda privilegiar nuestros argumentos.

No podemos ignorar la situación latente: la inconsciencia del tratamiento de los materiales tóxicos, la carencia de ciudadanía al momento de arrojar basura y no separarla en orgánica e inorgánica; la tala desmesurada de las áreas verdes, el cambio de uso de suelo de áreas protegidas, la fabricación de productos que no son biodegradables, el uso excesivo del automóvil, polución o mantos acuíferos contaminados. ¿Seguimos?

No hay un cuidado del medioambiente y tenemos una regulación incipiente u obsoleta. La finalidad de todas las naciones debe ser formular una agenda responsable, tal y como lo instruye la declaración de la ONU respecto a desarrollo sostenible. Reconozco la urgencia de una restructuración formal y material, tanto en lo cultural como en el espectro jurídico.

Los congresos locales más innovadores están montando una línea normativa de economía circular; que tiene por objetivo erradicar la materia residual y, desde un principio, contar con objetos no desechables. A la fecha seguimos utilizando una lógica lineal de aprovechamiento. Lo que significa que nos basamos en un proceso que concluye con el desperdicio de lo que ya no nos sirve. Toneladas de desechos que no tienen una conducción apropiada; ya que, en su mayoría, son quemados (atribuyendo a la destrucción de pastizales), almacenados (provocando enfermedades) o vertidos en coladeras, lagos o mares, en el caso de elementos tóxicos. La lista continúa. ¿Qué están haciendo nuestros representantes por nuestro derecho a un entorno con sanidad?


“Paul



“TEDx
. .

Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de




/* ]]> */