Bosman: El antes y después del futbol

Foto: Especial

¡Dale clic en favoritos de Google News!

Síguenos en Google News



Es posible que el nombre de Jean-Marc Bosman no les suene familiar, sin embargo este jugador del RFC Liège en 1990 cambió el futbol por su determinación ante lo que le pareció injusto. Bosman, nacido en Lieja, solo había jugado para equipos de su ciudad, Standard y RFC, sin embargo al intentar irse al Dunkerque de Francia, el Liège pidió una cuota que no quiso cubrir el Dunkerque; así mandaron a Bosman al equipo de reservas.

Él comenzó procesos legales que lo llevaron incluso al Tribunal Europeo de Justicia en Luxemburgo a apelar que no lo dejaran jugar en otro país. Bosman terminaría demandando a su club, la Federación Belga de Futbol y la UEFA. El 15 de diciembre de 1995, Bosman ganó, su carrera había terminado, pero sentó las bases de la libre transferencia de jugadores entre países de la Unión Europea, así como estos jugadores dejaron de considerarse extranjeros.

¿Qué tiene esto de especial? Antes de esta ley, todos los clubes del mundo estaban integrados casi en totalidad por jugadores de su país. En algunas ligas y torneos de la UEFA solo podían jugar tres extranjeros, todo esto desapareció en Europa, los equipos más ricos pudieron comprar sin restricciones y los equipos de ligas medias perdieron jugadores y relevancia. Las ligas menores se hicieron casi intrascendentes en Europa.

El futbol cambió. En 2010, el Inter jugó una final de Champions sin italianos como titulares. Antes, el Celtic de Escocia presumía haber sido campeón de Europa en 1967 ante el mismo Inter con 11 jugadores nacidos 50 kilómetros a la redonda de Glasgow. Previo a la Ley Bosman, PSV en 1988 y Ajax en 1995 de Holanda, Porto de Portugal en 1987, Marseille de Francia en 1993, Steaua de Rumania en 1986 y el Crvena zvezda de la desaparecida Yugoslavia en 1991 habían sido campeones de Champions.

A partir de La Ley Bosman, equipos de España, Inglaterra, Italia y Alemania han jugado todas las finales de la Champions, exceptuando el Ajax en 1996, así como Porto y Monaco en 2004. El futbol con jugadores locales quedó como algo romántico, dando paso al negocio. El Ajax podría romper esto, sin embargo será inevitable que sus figuras se vayan, todo por Jean-Marc Bosman, quien peleando por su situación cambió sin querer el futbol mundial y gracias a él los grandes son más ricos y más poderosos.




Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de




/* ]]> */