AM Querétaro
Foto: Especial

Ciudades humanas

De la Grecia antigua (S. VI a.C) para el mundo, fueron varias las aportaciones en el campo de la literatura, poesía, historia, geografía, medicina, astronomía, física y matemáticas. Y la más importante personalmente, la concepción de ciudad con escala humana.

Grecia; protegía a sus ciudades con murallas, fosos, torres y fortificaciones; por las continuas invasiones que acechaban. A la parte central y más importante, se le daba el nombre de acrópolis, que era la edificación que se colocaba en las elevaciones naturales de los terrenos por defender, ahí se guardaban los tesoros, y era el punto de encuentro ante un evento.

Lo que rodeaba a la acrópolis, se llamaba ágora, la cual se conformaba por edificios civiles y religiosos, como mercados, galerías, edificios administrativos, gimnasios, altares y templos.

A partir de ese momento, muchas ciudades se vieron influenciadas, por el orden que aportaron al planear las ciudades de manera ortogonal, bajo un modelo regulado casi matemáticamente y ordenado en el urbanismo. Fueron muy cuidadosos en el tema del agua como eje rector del desarrollo de la ciudad -recordar que el clima es árido- procuraron cuidado y desagüe. La acrópolis más conocida de Grecia fue Atenas.

¿Porque la descripción?, para dibujar en nuestra mente, las calles, casas, plazas, y templos. Hay que comentar que había una convivencia -tejido social- lo que los llevo a desarrollar lo que aportaron en conjunto o individualmente. En espacios donde el verse, encontrarse, tener tiempo, y estudiar, abono a una productividad, inclusión y libertad, al tener todo a la mano, sin tanto desplazamiento; lo que les permitía, tener calidad de vida, tiempo y desarrollo de mejoras, en su ciudad.

Hoy, nuestras ciudades siguen creciendo -y esperemos que sin murallas- perdemos recursos, tiempo en movilidad, además generamos contaminación y pobreza.

Así que coménteme, ¿Qué aportaciones o mejoras, se generan desde nuestras ciudades, habiendo casi dos millones de estas?, ¡pocas!, ¿verdad?, y precisamente las que aportan, son las que dan mejor calidad de vida a sus habitantes.

Comenta

Revista Perfiles Beatriz Marmolejo Rojas” width=
/* ]]> */