AM Querétaro
Foto: AP

COVFEFE: HUAWEI, una probadita de la nueva guerra comercial EUA-China

 Regístrate al newsletter matutino del AM      ¿Algo que decir? Hazlo ahora


En diciembre del año pasado Meng Wanzhou, la directora financiera de Huawei e hija del fundador de la misma compañía, fue arrestada en Vancouver.  Los cargos formales fueron que realizó maniobras tendientes a encubrir los esfuerzos de su compañía para vender equipo tecnológico al gobierno de Irán, situación que viola los términos de las sanciones que los E.U.A. han establecido contra dicho país.  Los motivos reales de dicha detención parecen ser más obscuros y maquiavélicos… la guerra por la supremacía tecnológica mundial.

No es la primera vez que una empresa de tecnología de China es acusada de esto.  En 2017 otra compañía china, ZTE Corp, fue castigada por el mismo tema y se le impidió comprar componentes tecnológicos fabricados en los E.U.A.  Finalmente, dichas sanciones se eliminaron después de que ZTE acepto pagar una multimillonaria multa.  Es muy posible que este sea el mismo desenlace con Huawei.

¿Qué es lo que se oculta detrás de estas acciones hostiles contra compañías tecnológicas de China? Hay quienes apuntan a que los E.U.A. busca hacer la vida complicada a las empresas chinas para que no se vuelvan competencia (o no superen) a sus campeones tecnológicos, en este caso particularmente a Apple. En esta tesitura, la primera acción del gobierno de los E.U.A. sería atacar la reputación de dichas compañías, objetivo potencialmente logrado con la acusación de financiamiento a Irán.

La segunda acción contra China sería la adopción del Export Control Reform Act que supervisa y restringe la exportación de tecnologías emergentes y fundacionales por razones de seguridad nacional.  La tercera acción sería el bloqueo recurrente hecho por el Committee on Foreign Investment in the United States de potenciales operaciones de compra de compañías domésticas por parte de adquirentes chinos, incluyendo transacciones intentadas por las empresas chinas Hubei Xinyan Equity Investment (por $580 millones de dólares) y Canyon Bridge (por 1.3 billones de dólares) para adquirir compañías tecnológicas de los E.U.A.

Estas acciones, incluyendo las acusaciones contra Huawei y las sanciones que pronto se le aplicarán, reflejan que la guerra comercial entre los E.U.A. y China va más allá de las tarifas a automóviles y autopartes.  Talvez la guerra más importante sea sobre el ámbito de la tecnología, donde E.U.A. estará luchando por preservar su dominio en la materia, o por lo menos extenderlo algunos años más.

Pal Gordito… Si andan en la Condesa en CDMX, no dejen de ir al restaurante Azul Condesa.  Tiene excelentes platillos mexicanos, incluyendo unos deliciosos panuchos de cochinita pibil.

Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

Advertisement

/* ]]> */