Señalan que hay decadencia en uso de refranes a causa de redes sociales
AM Querétaro

Señalan que hay decadencia en uso de refranes a causa de redes sociales


¡Danos un clic en el botón de favorito en Google News!

Más noticias del AM de Querétaro




Las redes sociales han reestructurado los refranes tradicionales mismos que buscan la moralización y educación de quienes lo escuchan

En una entrevista con los medios el especialista Efraín Franco Frías puntualizó hoy que el uso del refrán popular ha decaído a causa de las redes sociales y del Internet porque ahora son otras estructuras lingüísticas y mentales del imaginario las que empiezan a dominar en la cultura de la juventud un ejemplo de ello; los memes: frases o imágenes rápidas e instantáneas de uso y desecho rápido”.

Definió al refrán y el dicho como expresiones que tratan de manera accesible de moralizar, educar y aleccionar al escucha; en los tiempos modernos utilizar la estructura de un refrán altamente conocido » y hacer un juego lingüístico, un cambio de construcción, hacer una intervención, es muy común.

Afirma que los refranes indican tener origen en la región de los altos de Jalisco, donde existió una tradición refranera, y prueba de ello es el escritor mexicano Agustín Yáñez con su obra ‘Las tierras flacas’, donde expuso más de 700 expresiones de carácter popular. Recordó también que el cronista de Tepatitlán, Francisco Gallegos Franco, recabó 444 refranes, “que son profundamente castellanos y les da un toque muy alteño”.

Dijo que “difícilmente podemos hablar de dichos y refranes totalmente mexicanos, porque el dicho y el refrán es una estructura lingüística y cultural que emana fundamentalmente de la lengua, entonces diríamos que en buena medida el refranero mexicano hunde sus raíces en las culturas hispánicas y judeocristianas”.

A través de los siglos el refrán se ha cambiado, se ha podido adaptar a muchas estructuras lingüísticas mentales, en el caso las culturas indígenas de México “algunas expresiones se inculcaron en las estructuras lingüísticas y mentales, en nuestro contexto fundamentalmente de la cultura náhuatl y el uso y abuso del diminutivo en algunas expresiones de carácter popular”.

El además director del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UdeG, mencionó que cuando “uno escuchaba en la vida diaria los refranes, sabías cuál era la intención, si era pesimista conservadora o una actitud propositiva constructiva”.

Precisó que los dichos y los refranes están en una crisis “porque cuando revisamos un listado del refranero, de los que hay y hay muchos, hay una dominancia de un refranero de carácter rural muy vinculado también con la naturaleza”.

“Pero las generaciones de la aldea global como que cada vez están más desvinculados con el campo, por lo que aquello es pura nostalgia ya, quizá nuestros abuelos todavía utilizaron un refranero con un sentido vivencial y educativo”, añadió.

Puntualizó que los refranes y dichos “eran algo así como un libro de filosofía práctica para poder guiarnos en los avatares de la existencia”. Detalló que los refranes y los dichos encierran una sabiduría milenaria, “pero mezclada o separado con una visión ética y moral, tienen esa función de apuntalar esos valores aceptados y dominantes en una época, en una sociedad”.

Aseguró que difícilmente “podríamos hablar de un refranero exclusivo o que haya surgido a partir de las circunstancias, a partir de la historia o a partir del uso cotidiano del lenguaje por parte de los jaliscienses, creo somos fundamentalmente consumidores, reproductores y adaptadores del refranero castellano”.

Subrayó que estructuras como el refrán y el dicho, “cada vez más van siendo cosa del pasado, cosa de la nostalgia, se podría hablar de hay una profunda crisis de esa estructura lingüística mental y cultural”.

Con información de Notimex

Recomendamos:

Da inicio ‘Encuentro Estatal de Arte y Cultura 2018’


“Únete


Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

Newsletter