Alertan sobre casas de empeño fraudulentas
AM Querétaro

Alertan sobre casas de empeño fraudulentas

Foto: Especial

¡Danos un clic en el botón de favorito en Google News!

Más noticias del AM de Querétaro




Al iniciar el año, muchas personas hipotecan sus pertenencias para hacerse de los recursos necesarios para saldar las deudas adquiridas

Redacción

En enero las casas de empeño comienzan a ser visitadas por ciudadanos que buscan empeñar sus pertenencias para hacer frente a la cuesta de enero, periodo nombrado así por la numerosa cantidad de cuentas por pagar generadas tras los gastos de Fin de Año.

El empeño es una de las tres principales soluciones que usan los mexicanos para enfrentar las deudas de inicio de año, solo después de buscar un ingreso extra y usar algún fondo de emergencia o ahorro, de acuerdo con un sondeo realizado por la plataforma de servicios financieros Coru.com y la empresa de estudios de mercado Brad Engagment.

Entre los artículos que los mexicanos empeñan para salir de sus deudas están joyas (32.2 por ciento), televisores (20.2 por ciento), computadoras o ‘tablets’ (16.6 por ciento), teléfonos celulares (14.4 por ciento), relojes (12.6 por ciento) y otros (4 por ciento), según el mismo sondeo.

En tanto, el monto que esperan recibir por el empeño de sus bienes va de mil a 3 mil pesos (41.5 por ciento), de 3 mil a 5 mil pesos (35.9 por ciento), de 5 mil a 10 mil pesos (8.8 por ciento), mientras que un 9.7 por ciento espera recibir menos de mil pesos y un 4.1 por ciento, más de 10 mil pesos.

“Aunque actualmente existen muchas sucursales de empeño, no todas son justas con sus clientes o no están alineadas a los requisitos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco)”, advierte Luis Madrigal, director de Coru.com

De acuerdo con el Inegi, en el país operan bajo el esquema de empeño más de 9 mil montepíos y casas de empeño. Dos son instituciones de asistencia privada que trabajan sin fines de lucro (Nacional Monte de Piedad y Fundación Rafael Dondé) y las empresas de carácter privado.

Con el fin de acudir a una institución confiable y regulada, hay que identificar los elementos que pueden tratarse de un fraude y evitar esas dependencias.

Entre las señales sospechosas por detectar están las promesas de montos demasiado elevados por la prenda en garantía. Al empeñar, debe haber un proceso de valoración, y por lo general los valuadores otorgan la mitad del costo real del objeto, como máximo.

Otro signo de alerta es que no explican los derechos del cliente que empeña algo. Se debe recordar que no es una venta, sino que se deja una prenda como un ‘seguro’ para obtener el préstamo. En teoría se puede recuperar pagando la cantidad que prestan, más los intereses generados. No obstante, si el cliente no pudo pagar en tiempo y forma y su prenda fue puesta en venta, tiene derecho a demasía: saber el monto de la venta, y en caso de haber sido mayor, averiguar si es meritorio de una compensación.

Además, si el cliente pierde la intención de regresar por su objeto en prenda, debe notificarlo para evitar pagar la cuota de interés mensual.

Los elementos básicos para identificar una casa de empeño legal son número de registro, información pública y visible, contrato y medidas de validación adicionales.

FOR


“Únete


Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

Newsletter