Foto: Cuartoscuro.

Albuquerque gastó 1.6 millones para atraer a Volaris

Volaris iba a tener vuelos directos regulares entre Albuquerque y Chihuahua y entre Albuquerque y Guadalajara.

El gobierno de Albuquerque gastó casi 1,6 millones de dólares para promover a la aerolínea mexicana Volaris luego de que esta prometió _y luego canceló_ vuelos internacionales regulares, revelaron documentos que indicaron también que los funcionarios de la ciudad estadounidense trataron tras bambalinas de salvar los vuelos directos en medio de la incertidumbre mostrada por la aerolínea.

Correos electrónicos obtenidos por medio de una solicitud de documentos públicos muestran que los funcionarios de Albuquerque reaccionaron con pánico tras escuchar rumores de que la aerolínea de bajo costo estaba planeando cancelar repentinamente un programado vuelo directo entre esa ciudad y la ciudad mexicana de Chihuahua, reveló el diario Albuquerque Journal.

Según los mensajes electrónicos, los funcionarios trataron de encontrar respuestas a rumores de que Volaris iba a cancelar los vuelos pese a eventos planeados con la prensa y promociones que incluían al alcalde de Albuquerque Tim Keller y la alcaldesa de Chihuahua, México, María Eugenia Campos Galván, tomando juntos un vuelo de Volaris.

«Esta noticia (de la cancelación potencial) nos llega en la víspera del vuelo inaugural. Hemos enviado una delegación a Chihuahua, incluso al alcalde de Albuquerque y el director del aeropuerto, que planean abordar el vuelo inaugural mañana», dijo el asistente del abogado de la ciudad de Albuquerque Peter Pierotti en un correo electrónico obtenido por el Journal. «Como saben, la Ciudad de Albuquerque ha hecho preparativos significativos para anunciar y promover tanto a Volaris como el vuelo a Chihuahua».

Pierotti apuntó que el contrato entre la aerolínea y el aeropuerto Sunport requería que Volaris operara hasta noviembre por lo menos y que reembolsara los incentivos provistos por el aeropuerto y que la ciudad podría buscar remedios legales.

Al final, Volaris anuló el vuelo luego que la ciudad rechazó el pedido de última hora de la aerolínea de recibir más dinero. Volaris además argumentó una pobre venta de boletos.

«Queríamos salvar la mayor parte posible del dinero que no gastamos en esto y pararlo todo: (considerando) dinero, reputación, todo», dijo la directora de Aviación de Albuquerque Nyika Allen, quien de hecho voló de regreso a la ciudad en un vuelo de Volaris, aunque no uno de celebración.

«Creo que lloré», dijo en una entrevista reciente.

Volaris iba a tener vuelos directos regulares entre Albuquerque y Chihuahua y entre Albuquerque y Guadalajara. Lanzó un servicio directo entre Albuquerque y Guadalajara en noviembre y en febrero anunció planes para comenzar el servicio Albuquerque-Chihuahua en junio.

El Aeropuerto Internacional Sunport _que no había tenido un vuelo internacional en casi una década_ remozó sus instalaciones para procesar a pasajeros que llegaran del extranjero.

El aeropuerto gastó 700.000 dólares para construir «una estación federal de inspecciones» y otras mejoras para recibir a Volaris, además de 400.000 dólares en quioscos para que los pasajeros internacionales procesaran automáticamente sus pasaportes, de acuerdo con una carta del 1 de julio de Pierotti a Volaris.

OHH / AP 




- -

Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

.



/* ]]> */