AM Querétaro
Foto: Unplash
Foto: Unplash

Cuba y México están en condiciones de aumentar su comercio bilateral 

Los sectores en los que se estima puede aumentar el intercambio son el farmacéutico y el biotecnológico, en los que Cuba tiene gran potencial y desarrollo

México se ha convertido en el segundo socio comercial de Cuba en América Latina y el Caribe, y el quinto a nivel mundial, y si bien las relaciones económicas son buenas para ambos países, existe la voluntad de ambos gobiernos para que el mercado bilateral crezca y se amplíe, aseguró el embajador Pedro Núñez Mosquera.

El diplomático cubano aseguró que ambas naciones son hermanas, aseveración que está cimentada por la historia, y trabajan juntas para incrementar el comercio y las inversiones.

“Tenemos muy buenas relaciones con México. Es nuestro segundo socio comercial en América Latina y el Caribe; es el principal emisor de visitantes a Cuba de nuestra región y hay una buena presencia de empresarios mexicanos en negocios con Cuba, y estoy seguro de que esas relaciones se fortalecerán más en el futuro inmediato”, destacó.

Núñez Mosquera recordó que la primera presencia foránea en la Zona Especial de Desarrollo Mariel en Cuba fue mexicana. “Ya hay otras, y existe voluntad en ambos gobiernos de continuar incrementando esas relaciones. Están dadas todas las condiciones para que así sea, y estoy seguro de que avanzaremos en esa dirección”.

Dijo que en el aumento de relaciones financieras, la balanza comercial es altamente favorable a México, lo que no es negativo, pues quiere decir que los productos mexicanos tienen buena aceptación en el mercado cubano, pero a la vez constituye un reto para las empresas cubanas, cuyas exportaciones a México se concentran en cuatro o cinco productos, como el caso de ron embotellado, reactivos químicos, palanquillas de acero y tabaco.

“Las condiciones para incrementar el intercambio, y en particular las exportaciones desde Cuba, están creadas. Además de la cercanía geográfica y las facilidades en el transporte marítimo y conectividad aérea, hay acuerdos suscritos entre Cuba y México”, explicó el embajador a Notimex.

Recordó el Acuerdo de Complementación Económica ACE – 51 que otorga preferencias arancelarias a más de cuatro mil productos procedentes de México y unos tres mil 800 productos cubanos; el Acuerdo para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones; y una Línea de confirmación y financiación de operaciones a la vista acordada entre el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) y el Banco Nacional de Cuba, que opera de manera estable y sostenida.

Los sectores en los que se estima puede aumentar el intercambio son el farmacéutico y el biotecnológico, en los que Cuba tiene gran potencial y desarrollo, además de que son productos de primer nivel mundial, puntualizó.

“Empresas cubanas y mexicanas ya avanzan en este rubro, y esperamos que muy pronto se puedan comercializar en México productos de primera línea, como el Heberprot-P para la cura de la ulcera avanzada del pie diabético”, subrayó.

“Debo destacar que un importante nicho de mercado para los empresarios mexicanos lo constituyen las oportunidades de inversión en Cuba en varios sectores, incluido el agroalimentario, en el que el inversionista extranjero tiene garantizado un mercado nacional muy importante que hoy se abastece prácticamente de las importaciones”, agregó.

A nivel político, Núñez Mosquera puntualizó que entre Cuba y México existen muchas coincidencias. “Nuestra postura es común en la lucha por el desarme, la eliminación de las armas nucleares, la paz y la seguridad internacional”.

“Trabajamos en conjunto, identificamos posiciones comunes, negociamos junto a otros países y tratamos de plasmar en los documentos los intereses de la mayoría. Trabajamos convencidos de que un mundo mejor es posible, un mundo sin muros ominosos con los que se pretende dividirnos y sin criminales bloqueos con los que se pretende asfixiarnos”, abundó el representa de la República de Cuba.

Agregó que ambos países abogan por el desarrollo económico y social, en particular de los países en desarrollo; y también por la integración y la cooperación, por lo que son firmes partidarios del fortalecimiento del multilateralismo y del respeto a los principios del Derecho Internacional y de la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En la región, tanto México como Cuba reconocen la importancia de los foros de integración y concertación y comprenden la importancia de fortalecer la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

“En el plano bilateral, México y Cuba tienen muchas posibilidades de cooperación en esferas como la salud, los deportes, la cultura, la educación. Estamos llamados a identificar dentro de esas posibilidades las que podemos emprender de inmediato y actuar en ese sentido”, abundó.

Por otra parte, el embajador de Cuba en México destacó que las relaciones de intercambio científico, académico y estudiantil entre ambos países son el resultado de muchos años de cooperación.

Precisó que, actualmente, a nivel bilateral, se cuenta con más de 400 convenios entre centros educacionales, centros e institutos de investigación y universidades de Cuba y México.

“Eso permite un efectivo intercambio entre académicos, científicos e investigadores de ambos países. En este aspecto, el convenio marco firmado entre la Secretaría de Educación Pública de México y los Ministerios de Educación y el Instituto Nacional de Deporte de Cuba en el año 2017 ofrece una importante fortaleza para continuar avanzando en este terreno”, explicó.

Refirió que a través del convenio firmado entre la Asociación de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) de México y el Ministerio de Educación Superior de Cuba, este año 19 docentes de 11 Universidades de Cuba realizaron estancias doctorales en diferentes Instituciones de Educación Superior de México.

Pedro Núñez Mosquera agregó que la educación general básica (preescolar, primaria, secundaria básica y preparatoria) es un área en la que ponen a disposición de México su experiencia con el objetivo de fortalecer la preparación de docentes y directivos de las diferentes enseñanzas.

“Entre los años 2002 y 2009, más de 200 docentes asesoraron e impartieron el programa de alfabetización de más aceptación y resultado a nivel internacional  conocido como “Yo sí puedo”. Se implementó en los estados de Oaxaca, Michoacán, Nayarit, Veracruz, Estado de México, Quintana Roo y Tabasco, y más de 700 mil personas aprendieron a leer y escribir con ese programa”.

Recientemente, en 2017, se logró disminuir en 4.0 por ciento el analfabetismo en el municipio de Ixtapaluca, y se declaró al municipio de Chimalhuacán libre de analfabetismo. “Este es un sistema en el que ponemos a disposición nuestros modestos aportes y logros, con el objetivo de incrementar el intercambio educacional”, finalizo.

Notimex

 

Comenta

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Rectora UAQ Teresa Garcia Gasca - Revista Perfiles
/* ]]> */