Las 'viudas del tigre', malditas en zonas rurales de Bangladés
AM Querétaro

Las ‘viudas del tigre’, malditas en zonas rurales de Bangladés

Foto: AFP

¡Danos un clic en el botón de favorito en Google News!

Más noticias del AM de Querétaro




¿Qué crimen ha cometido Mosammat Rashida? Un tigre de Bengala mató a su marido

AFP

Sus hijos la abandonaron y sus vecinos la rehuyen porque la consideran una bruja. ¿Qué crimen ha cometido Mosammat Rashida? Un tigre de Bengala mató a su marido y la culpan de la desgracia.

En muchas aldeas de Bangladés otras mujeres corren la misma suerte.

Mis hijos me han dicho que soy una bruja desafortunada», declaró en su quebradiza vivienda construida con tablas, en Gabura, un pueblo de recolectores de miel, al borde de los Sundarbans, un bosque de manglar que se extiende a lo largo de Bangladés e India.

Hallan a 47 migrantes en un camión en Macedonia del Norte

Su marido murió mientras recolectaba miel en la selva.

Los recolectores de miel prefieren recoger miel en el suroeste de los Sundarbans, donde vive la mayoría de los comedores de hombres (tigres)», contó Monirul Khan, experto en tigres de Bengala en la Universidad Jahangirnagar.

Los tigres son una especie en peligro de extinción. El cambio climático y el desarrollo humano reducen su hábitat, forzándolos a acercarse a los pueblos en busca de comida.

Las organizaciones de defensa de la vida silvestre estiman que hay unos 100 tigres en el lado bangladesí de los Sundarbans.

Al menos 519 hombres murieron por ataques de tigres en 50 pueblos de un distrito, donde vive medio millón de personas, entre 2001 y 2011, según Ledars Bangladesh, una organización que ayuda a las viudas a reintegrarse en las aldeas.

Las viudas sufren un golpe doble. Pierden a su pareja y de la noche a la mañana se convierten en ‘viudas del tigre’, unas parias en sus propias casas y aldeas justo cuando más apoyo necesitan.

  • ‘Trae mala suerte’

Rashida está desconsolada, pero no se sorprende de que sus hijos adultos, de 24 y 27 años, la abandonaran a ella y a sus hermanos pequeños.

Al fin y al cabo son parte de esta sociedad», dice la mujer de 45 años, mientras se seca las lágrimas.

Su pequeña choza no tiene techo. Fue destruido por un ciclón, pero sus vecinos no le han ofrecido ayuda. Se ve obligada a usar una lona para resguardarse.

En la casa de al lado, Mohammad Hossain arregla el tejado de chapa. Dice que su esposa le ordenó que no hablara con Rashida. «Afectaría al bienestar de mi familia y podría traer mala suerte», afirma este recolector de miel de 31 años.

Manifestantes rechazan una nueva constitución en Chile

Las autoridades niegan haber excluido a Rashida de la ayuda que proporcionaron después del ciclón.

El director de Ledars Bangladesh, Mohon Kumar Mondal, afirma que el maltrato a las «viudas del tigre» es generalizado en comunidades muy conservadoras, que suelen tener prejuicios «centenarios».

El principal desafío es cambiar las creencias de las personas», explicó. «El cambio es muy lento. Aún así, diría que ha habido un progreso», agregó, señalando que los más jóvenes e instruidos tienen menos miedo de las viudas.

AMIP.


“Únete


Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

Newsletter