México comienza a regresar a migrantes a Honduras

Foto: AP

¡Dale clic en favoritos de Google News!

Mas noticias del AM en Google



Una caravana de miles de personas partió la semana pasada desde el país centroamericano con la esperanza de que se le permitiera el paso

Centenares de migrantes centroamericanos que cruzaron el Río Suchiate hacia México en su intento de llegar a Estados Unidos fueron regresados a sus países de origen o se retiraron al otro lado de la frontera después de que fuerzas de seguridad mexicanas les impidieran el paso.

Menos de 100 migrantes permanecían en tierra de nadie a lo largo del río que separa a México de Guatemala. Una caravana de miles de personas partió la semana pasada desde Honduras con la esperanza de que México les permitiera el paso, en un nuevo desafío a la estrategia del presidente Donald Trump de exigir a otros Gobiernos que detengan el flujo de migrantes con destino a Estados Unidos.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, comentó que 2 mil 400 migrantes ingresaron legalmente al país el fin de semana. Alrededor de mil le solicitaron a México asistencia para regresar a sus países. El resto se encuentran detenidos mientras inician su proceso para pedir refugio en el territorio u obtener permisos temporales de trabajo que los confinarían al sur del país.

Otros mil migrantes habían intentado ingresar ilegalmente el lunes pasado, agregó, y al parecer efectivos de la Guardia Nacional y agentes de migración detuvieron a centenares de ellos. Las autoridades migratorias dijeron que 500 evadieron la captura.

Ebrard señaló que México ha comenzado a deportar a algunos migrantes a Honduras: 110 en un vuelo a San Pedro Sula y 144 en autobús. Las autoridades hondureñas dijeron que con los de otro vuelo y varios autobuses más, el total de repatriados se incrementaría a 691.

La mayoría de los cientos de migrantes que estaban en territorio mexicano contiguo al río regresaron a Guatemala durante la noche en busca de agua, alimentos y un lugar para dormir. Las autoridades mexicanas no distribuyeron agua ni alimentos a quienes ingresaron ilegalmente, al parecer con el fin de desgastar a los migrantes.

Alejandro Rendón, jefe de Departamento de la Secretaría de Bienestar Social, dijo que sus colegas repartían agua entre los migrantes que se entregaron o que fueron capturados por los agentes de migración, pero no entre quienes permanecían en la orilla del río, porque hacerlo era peligroso para los trabajadores.

«Acá no es prudente venir, porque no podemos poner en riesgo la integridad de los compañeros», afirmó.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que el Gobierno intenta proteger a los migrantes al impedirles viajar ilegalmente por el país. Señaló que deben respetar las leyes mexicanas.

AP/FOR




Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de
/* ]]> */