AM Querétaro



Foto: Ap

Irán rechaza acusación de EUA sobre ataques a Arabia Saudita


Se nuestro fan en Google News



¿Ya eres fan?

El Centro para Estudios Estratégicos Internacionales en Washington identificó el mes pasado la zona manchada como el área de estabilización de la planta

Irán negó ayer estar implicado en los ataques con drones de rebeldes yemeníes contra la planta de procesamiento de crudo más grande del mundo y un campo petrolífero en Arabia Saudita. Unas horas antes, el máximo diplomático estadounidense afirmó que Teherán estuvo detrás del “ataque sin precedentes a los suministros energéticos del mundo”.

Por su parte, un líder de los rebeldes hutíes de Yemen dijo ayer que pudieron «explotar vulnerabilidades» en el sistema saudí de defensa aérea para realizar el bombardeo del sábado.

Investigan hallazgo de casi 300 focas muertas en Alaska

Muhammad al-Bukhaiti dijo ayer que las acusaciones de Estados Unidos de que Irán estaba detrás del ataque reflejaban «bancarrota política» de Washington.

Las imágenes, captadas por el satélite europeo Sentinel-2, parecen mostrar manchas negras, calcinadas, en el centro Abqaiq, en la provincia de Buqyaq, manejada por la empresa saudí Aramco.

Pompeo acusa a Irán de ataque contra petrolera árabe

Las manchas no estaban en fotos anteriores del mismo lugar.

El Centro para Estudios Estratégicos Internacionales en Washington identificó durante el mes pasado la zona manchada como el área de estabilización de la planta.

En ese entonces, el centro dijo que las funciones de esa área “aumentan la probabilidad de que un ataque logre interrumpir sus operaciones».

En tanto, Alemania condenó los ataques y pidió calmar las tensiones en la región. El Ministerio de Relaciones Exteriores dijo en un comunicado que “no puede justificarse tal ataque contra la infraestructura civil y crítica de Arabia Saudita”. El documento no menciona a Irán, pero señala que los hutíes se responsabilizaron del ataque.

Alerta en las Bahamas por tormenta tropical «Humberto»

Los ataques provocaron la “suspensión temporal de operaciones de producción” en las instalaciones de procesamiento de Abqaiq y el campo petrolífero de Khurais, indicó Riad.

Eso supuso paralizar unos 5.7 millones de barriles de crudo, según las autoridades, que prometieron que las reservas del reino compensarían la diferencia. La cantidad afectada equivalía al 5 por ciento de la producción diaria en todo el mundo.

Aunque los mercados seguían cerrados el domingo, el ataque podría afectar a los precios de la energía en todo el mundo. También aumentaron las tensiones en la región, en medio de una crisis creciente entre Washington y Teherán por el desmoronamiento del acuerdo nuclear de Irán con varias potencias internacionales.

Ap/MAA




. .

Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de




/* ]]> */