Foto: Especial

Asilo a Evo Morales es un acierto del gobierno



La decisión del asilo de la Administración federal fue cuestionada por parte de la oposición pero destacaron el papel de México en situaciones similares

Khalid Osorio

Mauricio Ruiz Olaes, diputado de Morena,  calificó como un acierto la decisión del Gobierno mexicano de otorgar asilo político al expresidente de Bolivia, Evo Morales. Calificó el golpe de estado como un reflejo de la ultraderecha y pidió evaluar los resultados de Evo Morales durante su mandato, pues dijo, tiene resultados positivos.

Ha sido un excelente trabajo el del expresidente, el índice de inseguridad bajó casi a tasa cero, el salario de ese país es más que el mexicano. Se hicieron cosas muy importantes. En general lo que está pasando el pueblo Bolivia no se lo merece y te das cuenta que es una ambición de la ultraderecha que ha querido saquear a este país”, expresó el diputado Mauricio Ruiz.

La senadora panista Guadalupe Murguía señaló la gravedad del contexto en el que se dio la renuncia de Evo Morales, pues explicó que nunca es una buena señal que las Fuerzas Armadas pidan la renuncia del presidente. Mencionó que el Gobierno está en su derecho de dar asilo político al exmandatario de Bolivia, como es una tradición, pero pidió analizar el contexto en el que se da esta renuncia, luego de los señalamientos por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) de irregularidades en los comicios para prolongar su mandato, en donde permaneció casi 14 años.

“Si el Gobierno de México quiere hacer uso de la tradicional cortesía y generosidad de los mexicanos para darle asilo a Evo Morales y su equipo, corresponde a eso, pero no podemos pretender hacerlo víctima sin tomar en cuenta el contexto”, expresó Guadalupe Murguía.

El día de ayer por la noche Evo Morales partió con rumbo a México en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana que acudió por él para trasladarlo a territorio nacional luego de que el exmandatario aceptar el asilo político ofrecido por nuestro país.

Ya despegó el avión de la Fuerza Aérea Mexicana con Evo Morales a bordo. De acuerdo a las convenciones internacionales vigentes está bajo la protección del de México. Su vida e integridad están a salvo», escribió el canciller Marcelo Ebrard Casaubon en Twitter.

En el mismo tuit, se observa una foto del exmandatario boliviano en un asiento de la aeronave y portando una bandera mexicana.

El antecedente más reciente de una solicitud de asilo político hecha por un mandatario de otro país a México ocurrió en 2009, con el expresidente de Honduras, Manuel Zelaya.

El traslado del entonces mandatario hondureño fracasó por desacuerdos pues Zelaya quería salir de Honduras, como huésped distinguido, en el avión que el Gobierno de México envió a Tegucigalpa para recogerlo.

Sin embargo, el gobierno de facto, a cargo de Roberto Micheletti, le exigió que lo hiciera como exiliado político y que renunciara a la presidencia.

Ante el desacuerdo entre Zelaya y Micheletti, la entonces titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Patricia Espinosa, declaró que ya no había posibilidad de “acoger a Zelaya” porque las posibilidades de acoger ese traslado ya no estaban “vigentes”.

El avión mexicano que tenía la misión de recoger a Zelaya y su familia en Tegucigalpa, tuvo que ser desviado hacia El Salvador, en medio de un «impasse» diplomático por la figura jurídica con la que el mandatario depuesto abandonaría el país.

«Yo no estoy pidiendo asilo político a ningún país del mundo», dijo Zelaya en 2009 ante la postura de Micheletti.

FOR

 





Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de
/* ]]> */