AM Querétaro
Foto: Unsplash

En México, una de cada 10 parejas experimenta dificultad para embarazo

Si una pareja no ha logrado concebir a lo largo de un año de tener relaciones sexuales frecuentes o bien si ya ha tenido dos pérdidas de embarazos continuas, se recomienda acudir a consulta

El director de Educación e Investigación en Salud del Hospital de Ginecoobstetricia del IMSS Jalisco, José Elías García Ortiz, indicó que en México una de cada 10 parejas va a experimentar dificultades para lograr un embarazo o pérdida gestacional.

Señaló que de 10 por ciento a 20 por ciento de las parejas que acuden por dificultades en la fecundación presentan causas de infertilidad de origen genético, y son las más frecuentes “alteraciones cromosómicas, trombofilia primaria o secundaria y algunos genes que se están identificando, pero eso en el ámbito de la investigación”.

Foto: Especial

Añadió que el Hospital de Ginecoobstetricia del IMSS Jalisco otorga alrededor de 800 consultas de asesoría genética al año a parejas que tienen dificultades para concebir y en quienes se tiene la sospecha de que la causa es de origen genético.

Detalló que se da asesoramiento y se establecen probabilidades de lograr el embarazo de riesgo de pérdida gestacional o de que nazca el bebé con alguna malformación.

En casos como las trombofilias, se ofrece el tratamiento y la suplementación a través del ácido fólico y con anticoagulantes de bajo peso molecular para mejorar las condiciones del embarazo, agregó.

Comentó que si una pareja no ha logrado concebir a lo largo de un año de tener relaciones sexuales frecuentes o bien si ya ha tenido dos pérdidas de embarazos continuas, se recomienda acudir a una consulta en el área de Genética y Fertilidad.

Precisó que se debe realizar una evaluación multidisciplinaria para descartar causas fisiológicas, ambientales, anatómicas, endocrinológicas, inmunológicas, infecciosas y de origen genético para ofrecer a la pareja un manejo e intervención en pro de prepararlas para un siguiente embarazo, sí es que desean intentarlo de nuevo.

“Cuando hay más de dos pérdidas, es cuando se debe acudir a una consulta de genética y a una de fertilidad para realizar una evaluación general”, añadió.

Subrayó que si una pareja no logra concebir en un periodo de un año al tener relaciones sexuales de forma regular, “es también un indicativo de infertilidad, algunas de las causas genéticas que imposibilitan o dificultad un embarazo son hereditarias”.

Afirmó que otro aspecto importante que se maneja en las consultas y asesorías que brinda el nosocomio es el emocional, por lo que se deriva a la pareja a los servicios de Salud Mental del propio nosocomio.

“El manejo de las emociones por el estrés que genera la pérdida del embarazo y la posibilidad de un nuevo embarazo, con el riesgo inherente a la perdida que se debe de manejar, y también por el cierre de duelos, por lo que hacemos el envío a Psiquiatría por cuestiones de depresión”, finalizó.

Notimex / CEPL

Comenta

Revista Perfiles Beatriz Marmolejo Rojas” width=
/* ]]> */